El delincuente Valtonic y la libertad de expresión según la izquierda. ¿Y el rollo de ARCO?

Valtonic, ese delincuente condenado a una pena de tres años de prisión por la acumulación de varios delitos, está siendo presentado como un perseguido político condenado por cantar canciones y, en todo caso, insultar a los Borbones.

Sin embargo, la izquierda olvida recordar que la condena no es por insultar a los Borbones, que también, sino que la condena es por enaltecimiento del terrorismo y por amenazas, y es que en la letra de sus canciones se hacía apología de ETA y del Grapo y se proferían amenazas graves contra el PP o contra el Presidente de Círculo Balear.

Para la izquierda todo lo anterior es libertad de expresión… si viene de la izquierda y hace apología del terrorismo de izquierda y amenaza a gente que no sea de izquierdas. Si las canciones, por llamarlas así,  del tal Valtonic se dirigieran contra gays o se dirigieran contra la piel fina de los podemitas, liarían la de Dios y se olvidarían por completo de la libertad de expresión. Hágase un escrache  con bandera de España y se comprobará.

¿Y lo de ARCO? Pues lo de ARCO es un majadero que ha hecho unas fotos de una serie de hijos de puta, terroristas o separatas presuntos delincuentes, las ha pixelado y ha puesto debajo un texto que los define como presos políticos. A esto lo llaman arte y hay un gilipollas, socio de Roures, que ha soltado 95.000 euretes por la colección, es decir, financia la propaganda ultraizquierdista y filoterrorista. ¿Es libertad de expresión? Es un delito. Así de simple. Enaltecimiento del terrorismo como poco.

Pero lo mejor de todo es que esa izquierda es la que está promoviendo leyes en las que hablar bien de Franco será delito o cantar canciones como el Cara al Sol ya es sancionable, por ejemplo, en Aragón. La discusión con la izquierda no está ya en los límites o no de la libertad de expresión, está en cual es su nivel cinismo y en algo mucho más grave y simple: si la izquierda pretende someternos a todos a su tiranía será necesaria una Dictadura defensiva contra la izquierda.