El catalán prohibido por Franco tenía más horas de clase a la semana que el español tiene hoy en Cataluña

Casi siempre pasa. Cuando se investiga de verdad lo que sucedía en el Régimen de Franco, el resultado suele ser encontrar que el Estado Nacional de Franco era mejor de lo que presumimos de admirar aquel Régimen.

De la misma forma que en Madrid, cuando Carmena ha querido homenajear a las víctimas del franquismo, los españoles que hayan querido enterarse saben ya que el homenaje era a cientos de asesinos chekistas del PSOE, del PCE,  de la CNT y de otras organizaciones del Frente Popular, hoy los españoles que hayan querido conocer saben que el catalán prohibido y perseguido en el franquismo gozaba de más horas de clase a la semana de las que hoy goza el español en Cataluña.

Así las cosas, sin objeción alguna por el Ministerio de Educación de la época, se impartían en las escuelas catalanas 5 horas de clase semanales de catalán.  Y algunas informaciones apuntan a que, en realidad, podían ser más. Hoy se imparten 2 horas semanales de español en los colegios catalanes.  La información la ha buscado la buena gente de Dolça Catalunya.