El Bayern mereció ganar. Ganó el Madrid

Sin duda, el Bayern hizo más en los dos partidos para clasificarse. También es verdad que siempre fue a rebufo en la eliminatoria así que era al Bayern al que le tocaba remar fuerte. ¿Diferencia entre el Bayern y el Madrid? Que si el Madrid rema hace gol y el Bayern hace ocasiones.

Partidazo de Kaylor que esperemos no vuelva a dejarse esa melenilla progre y mantenga el reciente pelado más espartano. En defensa regulero, por eso Kaylor fue el mejor, y despiste de Ramos en el primer gol. Gracias a Dios, Ramos fue espabilando con el transcurso del partido e hizo espabilar a Varane que nos sigue sin convencer. Marcelo regular en defensa y bien en ataque: lo de siempre. Nos llama la atención que el Madrid no tenga organizadas las coberturas de las subidas de Marcelo o que, si lo tiene previsto, el sistema funcione mal. Lucas Vázquez, cumplidor y luchador.

¿El medio campo? En general, mal. Kovacic sale con frecuencia en partidos importantes como la sorpresa de Zidane. Ni con el Barcelona, tiramos la liga con Kovacic de titular e Isco en el banquillo contra el Barcelona, ni hoy contra el Bayern nos ha gustado Kovacic. Modric, después de Kaylor, quizá el mejor del equipo. Kross, mal y Asensio, flojo. Es curioso en Asensio que, de momento, funciona mucho mejor saliendo desde el banquillo que siendo titular.

Ronaldo hizo lo que pudo pero no llegaba agua al delantero así que difícil que pudiera hacer algo. Con todo falló un gol que habría sido el 3 -1 que debió meter. Y, por fin, Benzemá. Entre Benzemá y Kaylor, con el trabajo de Modric, nos han puesto en Kiev. Benzemá, al que hemos puesto a parir cientos de veces, hoy jugó bien. Por lo goles pero, especialmente, por lo que no fueron los goles. Por correr, incordiar, jugar, recuperar balones. El Bernabéu, duro pero siempre agradecido, lo ovacionó cuando fue cambiado para dar entrada a Bale. Bale falló un gol. Casemiro cumplió el rato que estuvo y Nacho también. Bale está fuera del Madrid. Esperar ya algo de este jugador es, posiblemente, un error.