El Arzobispo de Madrid, desconoce que es de bien nacidos ser agradecidos

El arzobispo de Madrid, quiere nadar y guardar la ropa, por una parte no quiere enfrentarse con el gobierno, y por otra pretende que sus feligreses sigan poniendo la cruz en la casilla correspondiente de la declaración de la renta.  Eso es tibieza, nada más que tibieza.  Y parece que su eminencia reverendísima, sr. Osoro, ha olvidado también ese versículo del libro del Apocalipsis  (3:16) “Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca”.

Debería hacerse una revisión por si tuviese principios de Alzeimer el Arzobispo Osoro. Que no se puede ser tan olvidadizo.

Esto viene porque el Arzobispo dice que traería polémica el entierro de Franco en la Almudena, de hecho según aseguran algunos medios, confía en que el gobierno pueda impedirlo.  Dice que la Iglesia no puede negarse a enterrar a un bautizado, sobre todo porque ese bautizado y su familia tienen un panteón familiar dentro de la Almudena, por el que las arcas de la Iglesia ha cobrado sus correspondientes Euros, (para eso no ha habido remilgos).  Recomiendo al Sr. Osoro que visualice la película “La Cruz y la Espada”, en la que se habla de la persecución religiosa que sufrió España durante la guerra Civil, y que se dé cuenta de las razones por las que la Iglesia (con mayúsculas) estaba tan agradecida al franquismo, sino hubiera sido por el Caudillo no hubiese quedado ni uno. Fusilados, fumigados, prendidos fuego, toreados, eviscerados, torturados de mil maneras; con sus iglesias en llamas, con sus objetos sacros saqueados, con las obras de arte expoliadas. Y todavía Osoro anda buscando la equidistancia, casi pidiendo perdón por haberse posicionado  en la posguerra con el Franquismo. Era una obligación moral, pero por lo que vemos era también un interés para medrar, para sacar cabeza, para beneficiarse de un régimen, y ahora del siguiente. Nadando y guardando la ropa, cerca del poder, manteniendo cuando les interesa lo de … a Dios lo que es de Dios, y al César lo que es del César.  Jesucristo se enfrentó con el César y con  quien hiciera falta, porque Jesucristo llevó un camino recto, mientras que otros culebrean para adaptarse a las circunstancias. Osoro eres un mal pastor, e ignoras a tu rebaño, recuerda que a Franco quienes te precedieron le sacaron bajo palio. A mi siempre me pareció un exceso, pero a la vista de tu actitud cada vez me lo parece menos. Esperemos que en la reunión que van a tener  Carmen Calvo con el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolín, no nos tengamos que llevar nuevas sorpresas; porque miedo nos ha dado siempre la diplomacia Vaticana, quien también se ha caracterizado por mirar para otro lado en ocasiones.

Lo mismo algún día se pone nuevamente en práctica, aquella frase de Rita Maestre de  “arderéis como en el treinta y seis” y lo mismo entonces no tienen un Franco que les defienda.

 

 

 

 

 

1 Comentario

  1. Artículo directo, claro y rigurosamente cierto. Mis felicitaciones al autor.
    Arzobispo Osoro, tiene usted que sentir vergüenza por sus palabras y sus acciones. A diferencia de los sacerdotes que murieron asesinados en la guerra civil, y que los caracterizó su valentía y dignidad, usted carece totalmente de ellas. Con su comportamiento no merece estar en ese cargo que tiene. No me extenderé intentando convencerle que es un atropello lo que quieren hacer con los restos de Franco, porque usted lo sabe de sobra. Pero sí pregonaré a los cuatro vientos la actitud cobarde de la jerarquía de esta Iglesia que siempre ha estado protegida y con privilegios, y que por mí, ya le adelanto que los haría desaparecer todos. Defenderé en la organización política dónde estoy, que desaparezcan. El que quiera escucharles, que pague de su bolsillo y no de los PGE. Siempre me indignó la complacencia y “participación” que esta iglesia ha tenido con el terrorismo de ETA, y con el independentismo vasco y catalán. El miedo que esa jerarquía le tienen a la izquierda, y el poco respeto que nos tiene a nosotros, muestra su cobardía y su indignidad. Si aceptan ustedes lo que esta chusma de izquierda pretende hacer con Franco, sabiendo como saben todos que responde a un cuidadoso plan para desactivar la organización de España y llevarla por un sendero tenebroso, además de hacerles a ustedes los responsables, que sepan que ¡Conmigo no cuenten ustedes para nada! NO SON USTEDES DE FIAR.

Comentarios cerrados.