EH Bildu, Otegui,  se reúne con Confebask y Confebask se reúne con Otegui

La sociedad vasca es un pudridero que cobardes acongojados por matones que siguen siendo matones con toda la intención de mantener acongojada a la sociedad vasca en la que no se observan signos de respuesta, de gallardía, de dignidad alguna.

La reunión de los empresarios baskos, con b y con k, es la reunión de unos señores que vivieron acochinados frente al terrorismo etarra, con contadísimas excepciones, que miraron a otro lado mientras morían  cientos de españoles víctimas de ETA y que hoy se reúnen con Otegui, un etarra, al que con  esa reunión legitiman y presentan pleitesía porque, nadie lo dude, Otegui les sigue dando miedo y ellos, esos empresarios,  siguen siendo cobardes.

Mientras en Cataluña ha surgido la reacción, en Vascongadas y hasta en Navarra todo apunta a una sociedad mayoritariamente mansa frente a unos asesinos que nunca han dejado de serlo por mucho que su estrategia ahora les haya llevado a dejar de matar. ETA ya no mata. El miedo debiera ser menor aunque todos sabemos que el separatismo vive del miedo cotidiano, de la represión pastosa. No obstante, si queda algo sano en Vascongadas, ¿no es hora de que empiece a mover el culo?