Memoria Histórica Borrada. Dolores Ibarruri “Pasionaria”

-Estamos hartos de oír  que Franco y los nacionales, se alzaron en armas contra la democracia y la libertad. Y eso lo tenemos que oír desde muchos púlpitos, demasiados; y por muy distintos voceros.

Eso lo dicen los propios comunistas, sin sonrojo alguno, cuando ensalzan a las Brigadas Internacionales, que eran ni más ni menos que una fuerza soviética de choque en España, constituida por lo peor de cada casa, lo dicen también los nacionalistas y liberales que fueron compañeros de viaje de estos, tontos útiles en cada momento; y lo dicen los propios peperos, que como siempre, acomplejados y temerosos de que les identifiquen con su propio pasado, se convierten en los peores censores, siendo además los más duros inquisidores de la represión antifranquista. Los comunistas no han sido nunca demócratas, ni lo son ahora, ni lo eran antes, por lo tanto en la guerra mucho menos, entonces eran los lacayos de Stalin y sus comisarios políticos en España.

Franco no luchaba a favor de la democracia, pero el otro bando tampoco, entre otras cosas porque estábamos en una época en la que triunfaban los totalitarismos.  – No olvidemos que los triunfos y éxitos de Italia y Alemania, provocaban unos movimientos de imitación en todo el mundo occidental. La propia derecha monárquica de calvo Sotelo se asemejaba bastante al fascismo.

Los liberales de Azaña en contra de lo que propugnaban eran antidemócratas y totalitarios, siguiendo pautas y directrices internacionales, negaron a la Iglesia, la libertad de asociación y enseñanza, suprimiendo de facto órdenes y congregaciones religiosas. Del mismo modo que hiciera Plutarco Elías Calles en Méjico, y dando origen a la última de las guerras cristeras, como mero efecto de resistencia a dejarse matar, igual que aquí … media Españ se resistía a morir.

Los socialistas con Largo Caballero a la cabeza eran tan totalitarios, tan marxistas que adelantaban a los comunistas por la izquierda.

Negrín, el jefe del gobierno republicano desde el 37, era tan poco demócrata que a finales de Diciembre del 36, el propio Stalin, que andaba persiguiendo troskistas tuvo que escribirle y decirle que al menos de cara al exterior, que disimulase un poco, que al menos guardase las apariencias. ¡Eso Stalin! Que andaba persiguiendo Troskistas, fuera y dentro de España, y si no que se lo pregunten a Andrés Nin.

Todos estos, luchaban por la dictadura del proletariado, pero jamás por la democracia, no olvidemos que dentro de los de su bando en la Guerra Civil, el Coronel Casado y Besteiro se sublevaron contra el totalitarismo comunista.

Eran tan demócratas estos rojetes que los más tranquilos y pacíficos parecían ser los socialistas del Psoe. A pesar de que…

Ya en 1910 asumían como programa político el “Programa Máximo”, programa redactado personalmente por Carlos Marx, (Entonces el Psoe aún era Marxista y lo fue hasta 1979), pero en la época de la G. Civil, el muy demócrata PSOE, aceptaba el Marxismo “puro y duro”, (lucha de clases, el manifiesto comunista, la Dictadura del proletariado, la destrucción de las instituciones Burguesas (Iglesia, Ejército, Familia).

Pablo Iglesias, era tan “demócrata” que no tuvo ningún recato para defender incluso el atentado personal “en sede parlamentaria” ¿Se imaginan?, pero para que nadie me tilde de mentiroso, reproduzco fielmente lo que consta en el diario de sesiones. Sesión de 7 de Julio de 1910. Bajo la presidencia del Conde de Romanones.

  • El partido al que represento… pretende la supresión de la Magistratura, la supresión de la Iglesia, la supresión del Ejército y la supresión de otras instituciones. Asume la participación del PSOE junto con sindicalistas y radicales en la semana trágica de Barcelona. Justificó la quema de conventos por el comportamiento antisocial de religiosos y monjas. Una vez que había conseguido caldear el ambiente dijo: “Antes de que S.Sª suba al poder (refiriéndose a Maura) debemos ir hasta el atentado personal.”
  • Desde la presidencia se le pidió que rectificase sus palabras, y dijo que sólo decía en el Parlamento, lo mismo que decía fuera.

15 días después… Maura cayó malherido de tres disparos a quemarropa. Dos años después asesinaron al jefe de gobierno (Canalejas) en la puerta del Sol.

Así era de demócrata Pablo Iglesias, como lo fue después Dolores Ibarruri, otra de las figuras totémicas del “rojerío”.

 

Efectivamente Dolores Ibarruri, (que en realidad se llamaba Isidora y la llamaban Pasionaria), se permitió igualmente realizar democráticas amenazas a Calvo Sotelo, pocas horas antes de que fuera asesinado.

Dicen los pseudohistoriadores partidarios de los rojos y la memoria histórica, que eso nunca quedó demostrado, y que no figura en el diario de sesiones del Congreso.

  • Tras consultar distintas fuentes, nosotros, que tampoco somos historiadores, le damos grandes visos de verosimilitud a la situación: Por una parte en aquella época los ataques más fuertes e intolerables realizados dentro del Parlamento, no siempre se recogían en el diario de sesiones, para que no perdiera el parlamento su carácter conciliador, por lo que el presidente de entonces Diego Martínez Barrio, lo debió borrar del diario de sesiones, (en caso de haberlo recogido), puesto que se dijo desde el escaño, y sin estar disfrutando del uso de la palabra. Lo cierto es que Dolores, esa mañana estuvo especialmente dura, sacudiendo a diestro y a diestro, Gil Robles o Calvo Sotelo, relacionándolos con los hechos de Octubre del 34 (inicio real de la Guerra Civil), y con los que Isidora tenía una especial fijación. Tras Lanzar Calvo Sotelo su frase conocida de que “prefería morir con gloria a vivir con vilipendio”, desde su escaño Lola dijo… “Este hombre ha hablado hoy por última vez”. Y para constatar esos hechos hay dos testimonios interesantísimos, ambos de personas tan poco sospechosas de ser franquistas como el President Tarradellas o Salvador de Madariaga; el primero de ellos, confesó haberlo escuchado por estar su escaño muy cerca del de Calvo Sotelo y así se lo manifestó en una entrevista para la revista Época a la periodista Pilar Urbano., El segundo, era diputado republicano, recogió lo ocurrido en aquella sesión parlamentaria en su libro “España: ensayo de historia contemporánea” donde manifiesta claramente haber oído la amenaza al diputado conservador que le costó la muerte momentos después. El hecho se recogió también en la sentencia contra la Pasionaria de 1941 realizada en un juicio seguido contra la misma “en rebeldía”.

Era tal el buen clima de esa “Arcadia feliz” que al pobre de Calvo Sotelo, al que sacaron de su casa en presencia de su mujer obtuvo una última prohibición: El presidente del Congreso, impidió que su féretro estuviera expuesto en las Cortes. Y Dolores no contenta con esto, al día siguiente  exigió la suspensión de actividades de todos los periódicos más afines a las derechas (de manera democrática, eso sí), es una pena que todos esos intelectuales, artistas y grandes cerebros, todos ellos bienpensantes, sin embargo… no se quejasen de esa falta de libertad ante el intento de censura periodística.

Dolores era vasca de nacimiento; si bien su padre era un obrero con ideología carlista y de procedencia vasca, su madre  era castellana, tuvieron once hijos de los que Pasionaria era la octava.

Criada en una familia católica y muy devota, estuvo a punto de ingresar en un convento, vistiendo siempre de negro.

Empezó en trabajos de sirvienta y costurera y se casó con un minero asturiano y socialista. Ahí empezó a leer a Carlos Marx y a coquetear con el socialismo, asumiendo como propia la lucha de clases, y la liberación de la clase obrera a través del marxismo; participó en la huelga general de 1917, y junto a su marido rompió el PSOE creando el Partido Comunista de España, ya que había quedado impresionada por el triunfo de la Revolución bolchevique en Rusia. Tanto ella, como su marido son detenidos en numerosas ocasiones, por el maravilloso sistema legal existente, escalando poco a poco en la jerarquía del comunismo hispano hasta llegar a lo más alto. Era muy buena lanzando arengas, tanto por escrito, como verbalmente con lo que se convirtió en un mito, escribiendo en Mundo Obrero. Fue también experta en la utilización de frases ya utilizadas por otros líderes. Acuñó para España el popular lema de Petain, ¡No pasarán! del que todavía se hacen eco Palau y Carmena.

En marzo de 1939, hace un Puigdemont, y mientras que azuza a sus huestes, ella se coge un avión junto a Negrin, Alberti, Enrique Lister y otros valientes de la cultura y junto con la cúpula del PCE, ponen sus culos a salvo; mientras tanto sigue pretendiendo que los que no han tenido tanta suerte de poderse marchar, den la cara por ellos, lanzándoles consignas desde la emisora de radio “La Pirenaica” que también dirigió, la nombraron Secretaria General del PCE en 1942 y se dedicó a manejar el PCE en el exilio, dada su buenísima relación con los gobernantes de la URSS, utilizando los muy democráticos medios de la unión soviética para combatir la disidencia,(cárceles,campos de concentración para los que no eran de su cuerda), contando con la ayuda de la NKVD Soviética. Cuando dimitió en el 60 la sustituyó el también democrático Santiago Carrillo, (responsable de los asesinatos de Torrejón de Ardoz y Paracuellos. Llegó a ser condecorada con la orden de Lenin, y murió en Noviembre del 89, a la vez que caía su muy democrático muro de Berlín.

Tuvo el Descaro de acusar en el Parlamento a los propios sacerdotes de ser los responsables de la quema de Iglesias, porque en algunos registros habían encontrado objetos de culto en las casas de algunos de ellos, todo eso mientras legitimaba el estallido de octubre, auténtico inicio de la guerra civil, contra el poder constituido, criticando la represión de los guardias de asalto.

Otras Frases curiosas y momentos épicos de la Pasionaria, fueron ejemplo de democráticos principios que llevaron la guerra, al interior de su propio bando, importando el conflicto que previamente habían contribuido tanto para conseguir que estallase en España; o lo que es lo mismo una guerra civil, dentro de la guerra civil. “es necesario extirpar, como se extirpan del campo las plantas dañosas, al troskismo de las filas proletarias de nuestro país. Es necesario extirparlo y aplastarlo como a fieras rabiosas, porque si no, nos encontraremos en cada momento decisivo con que no se puede comenzar la ofensiva, porque hay que atender los disturbios que ellos promueven en la retaguardia “  (Mundo Obrero, 12 de Agosto de 1937.) como resulta de esta nueva sentencia la mayoría de los troskistas, miembros del Poum, fueron exterminados, incluido el propio Nin y toda su junta directiva, sin ahorrarles torturas, con la participación de agentes soviéticos.  (“En busca de Andreu Nin”, J. Mª Zabala).

También en Mundo Obrero, publicó una frase que le dio mucha fama de democrática a nuestra querida Pasionaria, frase que un poco más tarde repitió ya en 1938 en un mitin en Valencia, con ella pretendía justificar la represión salvaje de la retaguardia republicana, sobre población no combatiente.

“ Más vale condenar a cien inocentes a que se absuelva a un solo culpable”.

Pero vamos, sólo tendríamos que preguntarle a su amante Francisco Antón, que siendo como era 17 años más joven que ella, acabó traicionándola con una francesita más joven con la que tuvo familia. Despechada, Dolores Ibarruri, que había movido todos los hilos e influencias para que Francisco Antón viviese en la guerra como un cura de posguerra, empezó a mover sus contactos en dirección contraria, consiguiendo que le encarcelasen, torturasen, y acabase confesando todo tipo de traiciones al partido, confesando ser incluso un agente doble. Si no se muere Stalin antes, que era el protector de la Pasionaria, Paquito Antón se hubiera marchado mucho antes al otro mundo.

Hay que tener en cuenta que siendo como era Dolores, defensora incondicional del dictador Stalin, apoyó su alianza con Hitler y su invasión de Polonia, donde empezaron la  2ªGuerra Mundial con Millones de muertos, esta parte tampoco la recuerdan los rojos.

Tenemos también el importantísimo testimonio del Diplomático escandinavo Félix Schlayer, quien realizó cientos de tareas humanitarias, y que intentó mediar por su abogado, Sr. Ricardo De la Cierva (posteriormente asesinado en Paracuellos), para ello se reunió con Dolores Ibarruri, y mantuvo una entrevista de hora y media, al terminar ocurrió lo siguiente: “Hacia el final de la conversación , le pregunté cómo se imaginaba ella que las dos mitades de España, separadas la una de la otra por un odio tan abismal, pudieran vivir otra vez como un solo pueblo y soportarse mutuamente, a lo que contestó la Pasionaria, -¡Eso es simplemente imposible! ¡No cabe más solución que la de que una mitad de España extermine a la otra”

-No fue así, pero desde luego los comunistas no podían por tanto, quejarse, si la parte contraria les hubiese aceptado la receta-“

Pero para todos estos no hay memoria histórica, tienen decenas de calles y monumentos dedicadas a su nombre, Largo Caballero, Pablo Iglesias, Brigadas Internacionales, Dolores Ibarruri… Para algunos serán el paradigma de la libertad, para otros, que conocimos su historia hace muchos años somos incapaces de ver las cosas de modo distinto a como sabemos que ocurrieron.

En mi caso… siendo yo un jovenzuelo, que junto a su novia, buscaba una vivienda para matrimoniar y tener mi propia familia, encontré una vivienda fabulosa, en la madrileña localidad de Coslada, el precio era muy económico y se encontraba recién reformada; me acompañó el comercial de la agencia inmobiliaria, la visitamos y ya estábamos de acuerdo prácticamente en todo, le pregunté al vendedor el nombre de la calle, y casi caigo de espaldas al oírlo; era la calle de Dolores Ibarruri, La Pasionaria. Inmediatamente rompí la operación de compra. No hubiera estado mentalmente preparado para ver todas las cartas que llegasen a mi casa a mi nombre, compartiendo dirección y sobre con el nombre de semejante ser repugnante.

A pesar de que alguien me dijo que con el paso de los años, y postrada en su lecho de muerte, se arrepintió de sus muchos pecados, muriendo en gracia de Dios, confesándose con un sacerdote del Opus Dei.