Dice Puigdemont: «No se puede hacer de President si uno es presidiario». Nosotros decimos: lo que no se puede ser es Presidente si uno es un delincuente

El prófugo de Puigdemont, presunto delincuente y gilipollas sin presunción, dice que el art. 155 ha sido derrotado en las urnas. Que no tontín, que no, que el derrotado en las urnas has sido tú, y el independentismo que ha sacado cada vez menos escaños. Además lo que se votaba no es el artículo 155, ese ya se votó, cuando se votó la constitución, con un resultado mayoritario en Cataluña, so analfabeto.

«Soy president porque el Parlament me escogió y ningún Parlament me ha destituido», ha defendido Puigdemont, Efectivamente no te han destituído en el Parlament, sino por la aplicación de una ley de rango superior, a la que estáis obligados todos por jerarquía normativa. Y es que parece que aún no has entendido que en esas democracias que defendéis con tanto aínco, nadie puede quedar al margen del cumplimiento de la ley, ni siquiera los presidentes; ni los de Cataluña, ni los del Gobierno de la Nación. Y menos cuando la presunción de que eres un delincuente, es cada vez menos presunción y más realidad, puesto que estás huído de la justicia, como mínimo eres un fugitivo.

Si no puedes gobernar desde la prisión, no puedes gobernar desde ningún sitio.
Manifiestas que quieres gobernar desde Bruselas. YA ESTÁ BIEN DE PAYASADAS.
Que ya somos mayorcitos, para que sigas gilipolleando por todo Europa, y vendiendo la burra del «President en el exili», que eso es lo único que te gusta dar la nota, es que no nos cansamos de pensar que es díficil que dejes de hacer payasadas, porque esa es la acción inherente a los payasos. Y hace décadas que no vemos ninguno tan payaso como tú.

En un ejercicio de absoluto trilero, y sin aclarar cual y como será su participación en el debate de investidura ha manifestado que
«la fórmula que acabaremos proponiendo encajará con el reglamento del Parlament», ya que espera reunirse con el presidente del Parlament, Roger Torrent, «lo antes posible en Bruselas, obviamente».

Torciendo la realidad de manera torticera, tal y como acostumbra, dice que cada vez hemos aumentado el número de votantes independentistas, olvida decir que en general ha aumentado el número de votantes, y que lo que ha disminuído es el porcentaje de independentistas, habiendo perdido escaños en las dos últimas ocasiones que se ha ido a las urnas.

Finalmente, respecto a la sentencia del Caso Palau, ha anunciado «tolerancia cero con la corrupción» les va a costar bajar a cero desde el «tres per cent».

Por cierto… cuídate, que no tienes buena cara,