Detenida la reportera de la Tribuna de Cartagena en Callosa de Segura

Sonia, reportera de La Tribuna de Cartagena enviada especial a Callosa del Segura, es detenida junto a su novio. A ver qué dice ahora la Asociación de la Prensa de Madrid. El revanchismo sectario de un alcalde ha pasado por encima de la voluntad de su pueblo y de la fe mayoritaria de sus habitantes. Otra cosa hubiera sido cerrar una Mezquita, para eso del Islam, estos progresistas se la cogen con papel de fumar; pero es muy fácil atacar la fe de la mayoría de los españoles, sobre todo con una jerarquía eclesiástica entre cobarde y cómplice de esta falsa memoria histórica.

Así las cosas, Callosa ha amanecido sin su Cruz de los Caídos; ayer dábamos nuestra última información a las dos de la madrugada sin ofrecerles más explicaciones: tampoco nosotros las teníamos.

Sonia, reportera de La Tribuna de Cartagena desplazada hasta el lugar, dejó de enviarnos información y no contestaba al teléfono: esta mañana hemos sabido que fue detenida junto a su novio, Carmelo, al que conoció –precisamente- en la primera manifestación en defensa de la Cruz de los Caídos en Callosa del Segura.
Carmelo es un joven militante falangista que difícilmente pudo ocasionar ningún altercado porque físicamente está impedido: hace tan sólo cuatro días que fue operado de urgencia de apendicitis y todavía lleva las grapas frescas de la intervención quirúrgica.

La joven pareja (ambos tienen tan sólo 20 años) vive en Guardamar del Segura. Lo suyo fue un amor a primera vista.

A estas horas Sonia y Carmelo están siendo conducidos hasta los juzgados de Orihuela para prestar declaración. Les ofreceremos más información en cuanto dispongamos de ella.
La detención de Sonia es un atentado a la libertad de información. ¿Creen ustedes que se hubieran atrevido a detener a un periodista de elDiario.es o de La Sexta? Parece evidente que el periodismo patriota es el blanco del sistema, un blanco fácil por la cobardía de las asociaciones de la prensa.
(De la Tribuna de Cartagena)

1 Comentario

  1. Siento mucho lo sucedido, y me solidarizo con La Tribuna de Cartagena.
    Espero la solidaridad de todos los periodistas de España…, AUNQUE SÉ QUE ES ESPERAR EN VANO.
    ¡En esta profesión los buitres comen carne de buitre!

Comentarios cerrados.