Después de visitar a los golpistas, Iglesias se reunirá mañana con el Lehendakari

El marqués de La Navata tiene estos días una agenda muy movida. Después de visitar el viernes a su amigo Oriol “golpista” Junqueras, encarcelado en Cataluña, mañana viaja a Vascongadas para reunirse con el Lehendakari de todos los vascos, Íñigo Urkullu.

En su infatigable labor de mamporrero de Sánchez para logar la plena penetración de los PGE, Iglesias negocia con el que haga falta. Ahora, el golpismo catalán; luego, el conspirador vasco. En su periplo nacional, no olvida Iglesias que es la reencarnación novena de Lenin y la segunda de Chávez, así que pasará también a hacerse el rojo por el astillero en cierre de La Naval, en Sestao. El mesías comunista va a llevarles la buena nueva de la llegada de Podemos con sus exitosas recetas probadas anteriormente en Cuba y Venezuela.

Y, mientras, Irene cono la pata quebrada, cuidando de los niños y disfrutando de la escolta y del precioso otoño que nos está dejando la sierra madrileña.