¿De qué nos extrañamos?

Ha comenzado el Orgullo 2018 y nuestros políticos tienen que rendir pleitesía al grupo de presión más influyente en estos momentos junto con el feminista: el bujarra.

Hace casi un año les robaron la cartera en sus propias narices iniciando un proceso golpista que aseguraban que no iba a producirse (visionarios, sin duda). Hace un mes, las carteras que les robaron fueron las ministeriales, todas, y la de la presidencia del Gobierno. ¿Cómo ha pasado? -se preguntaban en Génova 13- ¿en qué nos hemos equivocado? ¿Cuál ha sido nuestro error?

Repuesta: Esa actitud vuestra tan mariquita ante la vida pública.