Cristo y España

En estos días de Semana Santa, en los que deseamos un buen descanso pero no felicidad, sino, al menos, algo de meditación sobre lo que la Semana Santa significa, ver los pasos entrar y salir de las Iglesias con el sonido de fondo del Himno Nacional ante el silencio recogido, respetuoso, ensordecedor y sobrecogedor de los creyentes impresiona y dibuja una España, alegre hasta las trancas casi siempre, pero profunda  y seria ante lo trascendente: Cristo y España.