Crecen las críticas hacia Rajoy por su pasividad ante la situación que vive el partido

“¡Haced algo!”. Es una frase que los cargos públicos del PP, a los que todos conocen de la televisión, oyen a menudo en la calle. O los diputados, que en cuanto llegan a sus circunscripciones, reciben las críticas, lamentos e indignación de los militantes y votantes del PP, que creen que lo ocurrido con la presidenta de la Comunidad de Madrid puede suponer la desaparición del partido.

Desde hace meses, y sobre todo desde las elecciones catalanas del 21-D, en el PP se tiene presente lo que le ocurrió a UCD: de estar en el Gobierno con el apoyo de 168 diputados, en las elecciones de 1982 se quedó con 11, lo que le llevó a la disolución en pocos meses.

¿Refundarse, dicen? Mejor será que se fundan.

1 Comentario

  1. Rajoy es un NO LÍDER, que está ya al final de su ciclo vital, TOTALMENTE AGOTADO, y que ha perdido el rumbo, si es que alguna vez lo ha tenido.
    EN REALIDAD ES UN FIEL PEÓN DE LA MASONERÍA INTERNACIONAL, IGUAL QUE ZAPATERO.
    Hoy por hoy, ES EL PRINCIPAL PROBLEMA DEL PP, que va camino de hundirse, igual que el TITANIC, o la UCD.

Comentarios cerrados.