Cortejos y arrumacos a la luz de la luna de Oriente. El lado más tierno de Kim Jong-un

Corea del Norte ha ofrecido realizar un «desmantelamiento público» de su centro de pruebas atómicas de Punggye-ri en mayo a raíz de su compromiso desnuclearizador alcanzado en la cumbre intercoreana del viernes. Pyongyang se ha ofrecido a clausurar de forma definitiva el centro en el que realizó sus seis pruebas atómicas después de que ambos países se comprometieran a la «completa desnuclearización» de la península en la cumbre entre el presidente surcoreano, Moon Jae-in, y el líder norcoreano, Kim Jong-un.

«Algunos dicen que estamos cerrando instalaciones que están inservibles, pero ya verás que están en muy buenas condiciones» –parece que le dijo el mariscal al presidente surcoreano y que en esa misma conversación cargada de afecto y entendimiento mutuo, el líder norcoreano, llegó a asegurar que no es «el tipo de persona que dispara armas nucleares».

«Si nos reuniéramos regularmente con los estadounidenses para cimentar la confianza y ellos prometieran poner fin a la guerra y no invadirnos, ¿para qué mantendríamos entonces un arsenal nuclear y viviríamos en unas condiciones tan duras?», le explicó Kim a Moon, según ha detallado la oficina presidencial de Seúl. Kim añadió además que no repetiría «la dolorosa historia de la Guerra de Corea» y que «son necesarias medidas concretas para evitar cualquier confrontación militar accidental».

1 Comentario

  1. Es el típico gordo al que nadie quiere…
    Con una buena ración de hamburguesas y coca cola, a este tipo lo mandan para el otro barrio en un par de meses, a lo sumo…

Comentarios cerrados.