Corinna, “la Concubina”

La que fuera la amante más duradera del rey emérito, Corinna, manifiesta tener para cubrirse las espaldas, y proteger su vida un “gran archivo con datos personales y privados de las personalidades más relevantes de España”. Así lo manifestaba al parecer Villarejo en una carta de la que se ha hecho eco el periódico “El Español”

 Villarejo explica a Rajoy que este archivo contendría “casi un millón de fichas individuales” que contendrían “los datos más sórdidos y oscuros” de los que integran los poderes fácticos del país. Villarejo asegura en la carta que escribe al presidente español que estos archivos podrían forzar los implicados a adaptar sus decisiones a los poseedores de la ficha. El excomisario subraya que el rey emérito dio la documentación a Corinna para protegerla en caso de que él muriera. Un seguro de vida para que ella fuese intocable.
Desconocemos la veracidad de la afirmación de Villarejo, el sistema es habitual dentro del CNI o de cualquier agencia de espionaje, la información es poder, y si algo vale para presionar o chantajear a la gente importante de un país, se suele utilizar como arma al servicio de un estado.
Pero de ahí a que esa información confidencial sea compartida por el rey, que se la ande prestando a una extraña por muy compañera de cama que sea me parece una aberración. ¿Dónde queda la ética, dónde la defensa de un Estado, dónde la inviolabilidad de un rey que hace mercadeo de información secreta para favorecer a su querida? ¿Dónde la ley de protección de datos?… ah no, que esa solo vale para que no nos despierte Jazztel a la hora de la siesta.