Colau deberá colgar el retrato del Rey en el Ayuntamiento de Barcelona

El juzgado contencioso administrativo número 3 de Barcelona ha declarado la obligación del Ayuntamiento de la ciudad de colocar el retrato del Rey «en un lugar preferente y de honor de su salón de plenos».
La magistrada Ana Suárez ha estimado la demanda interpuesta por la Delegación de Gobierno de Cataluña contra el ayuntamiento de Barcelona, por obstinarse en no poner el cuadro del Rey en el lugar preferente y de honor que le correponde en el salón de plenos del Ayuntamiento.

Desde julio de 2015, la delegación del gobierno había requerido al Ayuntamiento de Barcelona, después de que retirasen el busto de Juan Carlos I porque decían que no representaba la figura del Jefe del Estado. De este modo se quitaban al rey viejo, pero no ponían al rey nuevo.

Ahora la sentencia obliga al ayuntamiento a colgar la foto de Felipe VI, en la sala de plenos, pero Colau se resiste, y dice que la sentencia aún no es firme, y se mantendrá en su idea de no colgar la foto del rey, ya que va a recurrir ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, el argumento es que debe ser el conjunto de los concejales quien debe decidir sobre la simbología en la sala.
Y si tiene que contar con la figura del Rey o no.

Cualquier disculpa es buena para que el Rey de España no presida el ayuntamiento de Barcelona, de momento el 27 de marzo vence el plazo para poder presentar recurso y que se revise la sentencia que de momento obliga a colgar la foto del Rey en el lugar que la ley determina.

Entendemos que independientemente de si el recurso que presente la Alcaldesa podemita triunfa o no, debería de manera provisional hasta que haya una sentencia definitiva estar presente el cuadro en la sala en cumplimiento de la sentencia del Juzgado de lo Contencioso.

Por su parte los miembros de la Cup, han dicho que si se pone la imagen como dice Ciudadanos y el PP, ellos personalmente la quitarán de nuevo.