Cientos de Personas despiden a Gregorio Esteban, Chiquito de la Calzada… ¡Hasta luego Lucas!

En el Barrio de la Trinidad ha sido despedido por cientos de personas el Gran Chiquito de la Calzada, al que podríamos calificar como el Dalí del Humor, por su surrealismo. Inventor de un lenguaje, y de una manera de actuar rayana con el absurdo, acabó marcando toda una tendencia en el habla popular.

Debo reconocer, que sólo el tiempo y la perspectiva me dieron la posibilidad de entender mínimamente a Chiquito,  su humor, extraño,  debo reconocer que nunca me hizo gracia, y el mérito del mismo lo veo en la trascendencia social que tuvo, en una sociedad absurda que lo entendió a la primera. Pero él era así, era llano, sencillo, buena gente,  y ese humor lo mezclaba con su arte como cantante, encontrando en una trayectoria que hasta la fecha de su salto a la fama, fue sin más, un poco mediocre, de repente un trampolín, con el que lanzar al público conocimiento de la audiencia televisiva, su surrealismo interpretativo.

En esta última despedida, le acompañaron humoristas como Paz Padilla Manolo Medina o Bigote Arrocet, entre otros muchos. Ahora ya descansará junto a Pepita su mujer, cuya pérdida le había dejado destrozado. Ha sido nombrado Hijo Predilecto de la provincia,  y todos los políticos de la zona, el alcalde de Málaga, el presidente de la Diputación, el delegado de la Junta de Andalucía en Málaga, o el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Málaga, estuvieron presentes, nunca es mal momento para hacer campaña.

Fue despedido con el “Hasta Luego Lucas”, un frase popular que él supo elevar a lo más alto,  Málaga le ha despedido entre aplausos, yo que nunca comprendí su arte, le despido con cariño, y reconociéndole el mérito de haber sido una auténtica revolución social que ha modificado el argot de todo un pueblo.