Cesiones políticas y promesas de más financiación

El Gobierno de Pedro Sánchez ha recibido este lunes a Quim Torra en Moncloa con una impugnación sobre la mesa por la moción en favor de la independencia que aprobó el jueves en el Parlament de Cataluña, pero con el deseo de mantener una vía política abierta y diferenciar el polvo de la paja. Así lo hizo saber el viernes la portavoz Isabel Celáa, quien afirmó que “el Gobierno tiene y mantiene consistentemente la determinación de seguir transitando un camino político con Cataluña”, agregó desde Moncloa.

En este clima de entendimiento, el miércoles, mientras se cerraba un acuerdo con ERC y PDeCat para la renovación de los cargos de RTVE, Moncloa desvelaba otra acción, la encaminada a reducir la conflictividad que el Estado tiene con la Generalitat a través de querellas y demandas interpuestas en el Tribunal Constitucional.

El Gobierno tampoco parece dispuesto a intervenir el control del Diplocat (como hizo durante el 155), al entender ahora que se trata de una institución que depende del derecho privado (aunque según la Justicia, utilizó dinero público para extender las ideas del procés).

Allanando el terreno de cara a esta primera cita oficial, Sánchez ha mostrado su disposición a tratar el lunes “todos los temas” que exponga Torra, incluyendo el polémico punto 46, que es el que se refiere al referéndum pactado y la autodeterminación (por cierto, el gran punto de fricción con Mariano Rajoy). Aún desde la discrepancia profunda, “será posible hablar de alternativas en relación con la posición de Cataluña”, reconoce el Ejecutivo.

Durante los últimos 40 años, los respectivos Gobiernos que se han alternado en el poder, Han pacticando una política, tan obtusa, que consistía en pactar con los partidos separatistas para que tener la suficiente fuerza que les permitiese mantenerse en el poder. Y el resultado ha sido tan nefasto, que lo único que se ha conseguido, ha sido que cuanto más cesiones, menos lealtad.

Los españoles que creemos en una España unida, estamos hartos de esta ignominia, y exigimos que se Gobierne para todos los españoles, y no solo para una minoría destructiva.