Carmena se pone al empresariado en contra por su amor hacia el ‘top manta’

La Asociación para la Defensa de la Marca (Andema), que representa a 70 empresas de distintos sectores en España, ha considerado “tremendamente preocupante” que la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, no vea un problema en el ‘top manta’, recordando a la regidora que es una actividad ilegal, controlada por mafias y que provoca inseguridad en las calles de la capital.

El amor de la yaya Carmena por los negritos del top manta, similar al de la tía Ada en Barcelona, hace muy difícil el silencio e los empresarios que, en la mayoría de los caso, al poder local, solo le piden poder seguir haciendo su trabajo y ganando dinero. Rara vez los veremos enfrentarse al poder establecido por asuntos de justicia social o que afecten a otro ámbito que no sea el del negocio. Pero es que en el caso del top manta se afectan muchos aspectos.

Desde un punto de vista humanitario es el que denuncian colateralmente los empresarios. Mafias que controlan a los vendedores, en muchos casos, una mercancía más. Sobre la producción de las mercancías deberían ser más cautelosos porque sus productos de marca se elaboran en los mismos países y bajo las mismas condiciones de explotación y esclavitud que las falsificaciones. Pero, aún así, no es comparable un estatus y otro.

Financieramente, acaban con la economía local. Pueden estar vendiendo el mismo CD falsificado de Julio Iglesias a la puerta del centro comercial que vende originales de los grande éxitos del cantante. Frente a frente, una diferencia de 20€ en un producto de 21€. Sin horarios comerciales, sin descansos, sin impuestos, sin tener que pagar ni la luz de la farola bajo la que se extiende la manta.

De acuerdo con los últimos datos de la Oficina de la Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO), el mercado de las falsificaciones le ha costado a nuestro país 40.131 puestos de trabajo. En los trece sectores más perjudicados por la distribución y venta de falsificaciones, España ha perdido 6.175 millones de euros.

Todos estos deberían ser motivos para que la yaya Carmena, tan socialista y solidaria ella, actuase tajantemente contra el ‘top manta’. En vez de eso, acuna y colma de bendiciones a los negritos de la capital. No ve ningún problema en el ‘top manta’. Parecen, además, tan buenas personas.

1 Comentario

Comentarios cerrados.