Carmena rinde homenaje a los asesinos de la Checa.

Vendida en su día como la ley necesaria para hacer justicia y limar y restituir el honor de los perdedores de la Guerra Civil, la de la Memoria Histórica va camino ya de convertirse en el arma póstuma definitiva de los asesinos que hicieron carrera durante la Cruzada Nacional. Manuela Carmena no es la primera vez que ampara terroristas; ahora se hace también cómplice de los chequistas que sembraron el terror en las ciudades españolas hace ochenta años. La información es del diario ABC.

La lista de fusilados por el franquismo en el cementerio La Almudena entre 1939 y 1944, a los que el Gobierno de Carmena proyecta levantar un monumento, incluye los nombres de personas implicadas en asesinatos en numerosas localidades de Madrid, Toledo y Ávila. Así, a los 330 «chequistas» de Madrid capital identificados por el investigador Manuel García Muñoz, contratado por el propio equipo municipal, se suman otros 300 nombres de miembros de los comités revolucionarios acusados de la muerte de centenares de personas en decenas de pueblos de la región.

La lista adelantada por ABC sobre los 330 «chequistas» que figurarían en el proyectado memorial de La Almudena se circunscribía a quienes formaron parte de las checas de Madrid capital o intervinieron en las matanzas de Paracuellos, Torrejón y Aravaca. Así aparecen recogidos en el libro «Los fusilamientos de la Almudena», publicado en 2012 por Manuel García Muñoz, investigador que ha sido contratado por el Gobierno de Carmena para identificar a los homenajeados en el monumento previsto en el camposanto madrileño.

Un nuevo examen de la lista publicada por García Muñoz en relación con la represión republicana en localidades de Madrid, así como en pueblos de Ávila y Toledo, arroja un número mayor de posibles homenajeados por el Gobierno de Carmena que pudieron verse implicados en crímenes contra centenares de personas inermes en los primeros meses de la Guerra Civil.
A tenor de la relación elaborada por García Muñoz en 2012 y la lista presentada por el equipo contratado por Mauricio Valiente, tercer teniente de alcalde, el memorial incluiría al menos a otros 300 implicados en violaciones de los derechos humanos durante la contienda.

La mayoría de ellos formaron parte de los comités revolucionarios locales o comités de salud pública que se hicieron con el control de sus localidades desde la sublevación militar del 18 de julio de 1936. Estos comités, en los que estaban representadas las distintas fuerzas del Frente Popular, decidían en muchos casos a qué personas del pueblo había que asesinar.

1 Comentario

  1. ¿Y quién tiene la culpa?
    PUES RAJOY Y EL PP, que a pesar de haber tenido mayoría absoluta durante sus primeros 4 años, después de la «égida zapateril», NO SE ATREVIERON A DEROGAR ESTA INFAUSTA LEY.
    De aquellos polvos vinieron estos lodos…

Comentarios cerrados.