Carmena levanta el campamento de familias desalojadas del Hogar Social Madrid

La rapidez demostrada por Manuela Carmena para buscar solución a los problemas de manteros y refugiados sirios está en razón inversa a la demostrada para solucionar la situación de veinte familias españolas que sobreviven al mundo en ruinas que nos han dejado nuestros políticos manteniéndose en pie con el orgullo de ser españoles.

Afea la conciencia de nuestros políticos la situación de estas personas, amparadas tan solo en una organización sin ánimo de lucro y sin las cuantiosas subvenciones que reciben los Open Arms y compañía: el Hogar Social Madrid. Su presencia, su simple existencia, es lo más molesto para un político de izquierdas. Se conjugan mal los vocablos desalojo y casoplón en Guadarrama; se conjugan mal las frases desahucio y wellcome refugees; se conjugan mal las imágenes de barcos abarrotados de ilegales recibiendo pagas y captando la atención de la prensa y la de estas veinte familias dejadas de la mano de nuestros políticos en la Plaza de Cibeles hasta esta mañana.

1 Comentario

  1. Produce VERGÜENZA AJENA ver como en la Ex-paña actual se maltrata a los antiguos españoles, mientras se facilita todo y de todo a los extranjeros indocumentados, que vienen aquí a vivir no con nosotros, SINO DE NOSOTROS.
    De cualquier forma, los votantes del PPPSOE, PODEMOS, IU, etc., TIENEN LA CULPA.

Comentarios cerrados.