Carlitos no recibe al Presidente de Tabarnia

Muy mal Puigdemont. A pesar de que el Presidente de Tabarnia, D. Albert Boadella, se ha trasladado al casoplón que actualmente es la residencia de Carlitos Puigdemont, parece que el fugado separata se había pirado a Finlandia en lugar de estar en su casita para atender al legítimo representante de Tabarnia. Feo gesto el de Carlitos.

El Presidente de Tabarnia, debidamente escoltado por un grupo de gastadores de los nuevos Mozos de Tabarnia entre los que destacaba Cake Minuesa, llamó de forma reiterada a “Carlitos” con la intención de hacerle ver la que había liado en Cataluña donde Puchimon los ha dejado “pelaos” y “peleaos”.

Finalmente, el Presidente de Tabarnia, del que desconocíamos sus conocimientos psiquiátricos que han quedado de manifiesto, se ha ofrecido a tratar personalmente a Carlitos mediante una terapia que le convenza de que no es Presidente de nada. Es también destacable que los representantes de Tabarnia, el Ministro de Deportes también asistió al intento de reunión, se ofrecieron a explicar a Carlitos el camino de regreso a España donde le aguarda el Juez Llarena y un edifico, si no tan cómodo como el de su actual residencia, sí suficientemente confortable y donde podrá encontrar además la compañía de otros separatas, de momento, presuntos delincuentes.

Boadella y compañía, simplemente, geniales. Gracias.