Calles cambiadas de nombre, por Colau: Almirante Cervera, por Pepe Rubianes

Podría parecer una broma, una broma de mal gusto sin duda, pero no, no es una broma, el consistorio presidido por Ada Colau, tras retirar sin preguntar a nadie la estatua de Antonio López porque supuestamente se había enriquecido con el tráfico de esclavos, ahora va a proceder a quitar el próximo día 15 de Abril, la calle dedicada al Almirante Pascual Cervera y Topete, (héroe insigne de la guerra de Cuba), por el nombre de un insigne hijo de puta, Pepe Rubianes, fallecido ya, de escasos méritos, salvo los del insulto a España, insulto fácil, basándose en la falta de hombría del bufón, y en la libertad de expresión en la que nosotros también nos amparamos para dedicarle estas palabras.

Que no, de verdad, que no es una broma. Una calle de la Barceloneta llevará su nombre, porque así lo ha decidido Colau, que considera que es más mérito ser un actor malo, un mimo memo e insultar a España, que batirse el cobre por España y jugarse la vida por todo el mundo, en Filipinas, en la guerra de los Cantones en Cartagena o en la guerra de Cuba, donde fue apresado por los Americanos que reconocieron su valía, y tras ofrecerle todo tipo de dádivas y prebendas, rechazadas por Cervera, obtuvo la libertad sin condiciones.

Uno fue hijo de mil batallas. Cervera, en las que se forjó desde los 13 años, el otro es hijo de mil padres, Rubianes, al que sobre todo se le recuerda por ser el autor de la siguiente frase en TV3: «A mí la unidad de España me suda la polla por delante y por detrás. Que se metan España por el puto culo a ver si les explota dentro».

No se preocupe mi Almirante, usted perderá el nombre de la calle, pero como le dijo a un Ministro de Marina, que le dijo al volver de su cautiverio…
-”Siento mucho lo sucedido, General. Supongo que habrá usted perdido todo lo suyo en el naufragio”
-”Así es -contestó Cervera-, todo menos el honor”. Y esa calle de la Barceloneta era indigna de llevar el nombre de un marino ilustre como usted. Perderá la calle, pero nunca el Honor, ya nos dejó su legado.

Otros cambios de calles producidos por el odio, son la de Juan Carlos I por la calle Cinc D´Oros o la Calle Hispanidad por Pablo Neruda.

El Bisnieto de Cervera, ha manifestado a través de una carta su queja y protesta por la ofensa a la memoria de su bisabuelo, la huella de los Cervera en el barrio de la Barceloneta no se reduce a la dejada por el protagonista de la batalla naval de Santiago de Cuba en la que fallecieron 150 de sus marinos. A principios de los años 50 del siglo pasado, el nieto de este también puso nombre a la barriada de pescadores del mismo lugar, a iniciativa del presidente de la Cofradía de Pescadores de Malgrat del Mar, José Fontrodona Cardó. «De aquellos días fueron muchos los descendientes del almirante que nos enganchamos al cariño y respeto a Cataluña y, muy concretamente, a la Barcelona a la que nos vinculamos de por vida por afecto y lazos de sangre, ya que es donde quedaron algunos de los nuestros que decidieron acomodarse en la tierra donde está la cuna de su apellido», explica.

“El agravio a nuestro Almirante no deja de ser uno más en la larga lista que todos los días tenemos que soportar. A quienes alimentan este empeño les decimos que no conseguirán la desafección que persiguen. Estamos obligados a apoyar y defender a los ciudadanos de Barcelona y Cataluña que nada tienen que ver con este proceder, y también a aquellos que, durante los últimos 70 años, han convivido orgullosos, conscientes de su historia, con la Carrer de l’Almirall Cervera”.

Al cómico le avalan los méritos de haber vivido en la Barceloneta. Fin.

¡Que triste esta situación, como tristes son sus responsables!.