Belén Esteban, Paz Padilla y el Franquismo

Al parecer ayer hubo un programa «Sálvame» en el que se hablaba de franquismo, encima azuzado por el cocainómano de Jimmy Giménez Arnau, (ese telebasurero  cuyo único mérito en la vida es haberse casado con Merry Martínez Bordiú), el consorte de la nieta de Franco, vividor y malagente que volcó sus frustraciones contra la familia de su mujer y por elevación hacia el abuelo.

Pero viendo los titulares  por encima, a «vuelapluma», leí algo de Paz Padilla y Belén Esteban,  mientras algún televidente lanzaba acusaciones a Telecinco de apología de Franquismo. Reconozco que por un momento me preocupé, pensé que la una, o la otra habían dicho algo, que quizás el populacho hubiera interpretado como apoyo a Franco,  y de verdad que me preocupé mucho, como era posible que la Chusa de «Aquí no hay quien viva», (yo no las he diferenciado mucho, en el papel televisivo y en la realidad) o la «Princesa del pueblo» o de pueblo, que no lo tengo claro, ellas y yo pudiésemos coincidir en algo, se me hacía un nudo en la garganta y un peso en el pecho no me dejaba apenas respirar. Pero cuando tras una rápida lectura pude entender lo que en realidad había pasado, mi cara recuperó su color y desaparecieron mis ojeras. Bufff que alivio, ambas se habían manifestado antifranquistas, e incluso la Esteban había «insultado» a otro colaborador diciéndole que era muy franquista, como el colmo de la pernicioso.

De verdad que las cosas vuelven a estar en su sitio, esas dos impresentables que en tiempos de Franco hubieran babeado las botas del Generalísimo, ahora babean todo lo que sea acorde con los tiempos que corren y son antifranquistas, es lo correcto en gente de semejante catadura, y yo cada vez me ratifico más en mis filias, son sin dudarlo las mismas que sus fobias.

¡Qué susto! pensé que íbamos a ser amigüitos.

La gente como vosotras ha de estar, es necesario que estén, sin dudarlo… en mis antípodas.

Gracias a los tres,  ni cotillas ni farloperos son de mi agrado.

 

3 Comentarios

  1. https://elpais.com/diario/1994/07/01/madrid/773061854_850215.html

    «Giménez-Arnau es un ‘camello’ a pequeña escala, cree la policía. El escritor y periodista Jimmy Giménez-Arnau adquiría «cada dos o tres días» pequeñas cantidades de cocaína que posteriormente utilizaba para su propio consumo o para su venta a terceras personas, según informó ayer la Jefatura Superior de Policía de Madrid. Giménez-Arnau será puesto hoy a disposición judicial, junto con otros cinco arrestados, acusado de ser un presunto camello habitual»

  2. Pedorras al poder (y no digo otra palabra, que también empieza por p), QUE SUS HIJOS YA ESTÁN.
    Nada nuevo bajo el sol.
    Son gentuza, verdura de las eras, QUE SOLO MERECEN NUESTRO DESPRECIO.
    ¡Y pensar que Belén ESTEBAN fue un año la «escritora» MÁS VENDIDA DE ESPAÑA!
    Eso nos demuestra «el nivel cultural» que tenemos aquí…
    (Parece ser que Boris IZAGUIRRE, el homosexual declarado, era su negro, es decir quien escribía sus cagadas). Que, por supuesto, no me he molestado en leer.

  3. Una vergüenza multinacional. Memoria histórica? De quién? Sólo de los contrarios a los que ganaron la contienda? ¡ Vamos hombre ! La Historia, en cualquier caso, compete a TODOS. Gente de mala fe quién no piense así.

Comentarios cerrados.