Baltasar Garzón. ¿Figurín de relumbrón del PSOE para la Alcaldía de Madrid?

Después de padecer a la “yaya” Carmena durante todos estos años, los madrileños se enfrentan a un problema aún más peliagudo: aguantar en la Alcaldía al prevaricador Baltasar Garzón, en caso de ganar las elecciones el PSOE. LA izqueirda tomo como modelo de actuación poner al frente del municipio de Madrid, capital de España, a un ex juez. Lástima que no sea uno prestigiado sino, más bien, todo lo contrario. Su sectarismo es palmario y su incapacidad legendaria.

Cuenta, Garzón, como avales para hacerse con la vara de Madrid el haber defraudado sonoramente a las víctimas del franquismo mallorquín (que pensaban que con el ex juez trincarían), el haber llevado la defensa del ecuatoriano Julian Asange y la de haber sido asesor en materia jurídica de gobiernos como los de los Kirchner en Argentina.

Si Carmena ha conseguido en su mandato hacer de Madrid la ciudad insoportablemente sucia, lenta, contaminada y aburrida que es hoy en día, de Garzón podemos esperar cualquier cosa, con el agravante de que es más joven.