Autonomías NO. Referéndum ya. ¡Votaremos!

Esta es la propuesta de El Muro del Pueblo Español como primer paso para determinar los parámetros en los que debe producirse la manoseada y  futura reforma constitucional, de la que somos partidarios. Por algún motivo insondable pero, en cualquier caso, poco democrático parece que los cambios constitucionales sólo pueden ir en la dirección de aumentar la dispersión de la administración pública convirtiéndola cada vez más, si es que es posible, en dispersión política.

Desde El Muro proponemos que la dirección del cambio  sea la contraria, es decir, se recentralice la administración en un ente único que se articule alrededor del Estado. A tal fin nuestra propuesta es preguntar al pueblo español, a todo el pueblo español sobre el que recae la soberanía nacional,   para saber si los españoles, en su conjunto, están o no por mantener el sistema de las autonomías.  Nuestra impresión es que muchos españoles saben que las autonomías son un adorno superfluo,  inútil y costoso y que una campaña libre explicando lo que las autonomías son y para lo que valen, haría de esos muchos españoles una mayoría. La democracia y la actualidad de las  circunstancias de España exigen un referéndum para saber la opinión del pueblo español al respecto.

Es necesaria, no obstante, la movilización de esos españoles. De la misma forma que han sido los españoles en la calle los que han frenado la intentona separatista en Cataluña, deben ser los españoles en la calle los que empiecen a moverse por este referéndum previo al planteamiento de cualquier reforma constitucional posible en lo que respecta a la organización territorial del Estado.

Y desde El Muro iniciamos una campaña explicativa, abierta al debate,  sobre la inutilidad, el coste económico brutal, el desbarajuste, la corrupción, la insolidaridad y  la deslealtad nacional que se genera, casi genéticamente, en el  sistema de las autonomías.

El sistema autonómico se estableció en la Constitución del 78 sin que fuera una reclamación mayoritaria de  los españoles  sino de una parte del separatismo, ridículo entonces, y de la izquierda, en sus elementos  dirigentes que no en su sector popular. Con el objeto de contentar a los siempre malcontentos regionalismos vasco y catalán se inventaron  las autonomías. A la vista está que, en ese sentido, han sido total y absolutamente inútiles y regionalistas  vascos y catalanes se han hecho, todos ya, secesionistas  y  sólo las entienden y sólo las han usado como plataformas de deslealtad hacia la independencia.

Desde un punto de vista organizativo,  en ninguna parte está escrito que descentralizar sea mejor y más eficaz que centralizar. El sentido común dicta, al contrario, que centralizar es, en general, más efectivo, tanto en lo funcional como en lo económico, que disponer de varios focos de decisión, encima, con frecuencia enfrentados entre sí. En todo caso, se puede decir que una  descentralización, para ser eficiente,  sólo puede ser mayor en la medida en que sea  menor la importancia de las decisiones a tomar en los entes descentralizados. Por lo tanto, la lógica determina que un sistema autonómico como el actual es ineficaz y costoso. Lo determina la lógica y lo demuestran los hechos del desarrollo del sistema autonómico.

La excusa del acercamiento de la Administración al ciudadano no nos sirve. Nada impide, y es mucho más barato y más sencillo, que la Administración que se acerque físicamente a los ciudadanos sea la nacional. Por otra parte las nuevas tecnologías abundan más aún en esta idea al ser cada vez menos necesario el acercamiento físico.

En cuanto al coste, es evidente que el sistema autonómico ha determinado un incremento exponencial, aún en la era informática, del número de funcionarios y dependencias públicas así como del de  cargos políticos. Unos cargos políticos, por lo que fuere,  enormemente  propensos a la corrupción  en las autonomías. Es  lógico pensar, además,  que el control de una sola administración sea mucho más sencillo que el  de 18  a la hora de evitar prácticas corruptas.

Por otra parte, el sistema autonómico, cada vez más una dispersión política que administrativa, supone por definición un caos institucional y legal. Hablamos de 18 entes administrativos con capacidad legislativa y que pueden dar lugar a gobiernos de muy distinto pelaje al del  Estado,  lo que impide una dirección única y coordinada de gobierno  para toda España por mucho que ésta sea fijada a través de unas Elecciones Generales. Lo anterior  es a todas luces una fuente de ineficacia y de conflictos. Es también una fuente de desigualdad y de insolidaridad. Basta con apreciar, en este sentido, el cupo vasco y los objetivos del independentismo catalán,  así como las tendencias que ya aparecen en otras regiones en esta misma línea: Galicia, Navarra, Valencia, Baleares y hasta  Canarias.

Por último, de momento, el debate que abrimos deberá dar mucho de sí,  no podemos olvidarnos de lo más importante. Las autonomías son un foco de inestabilidad para la unidad de los españoles. Es un hecho. Y es un hecho estructural, lógico, inevitable del sistema. En el mejor de los casos, el autonomismo genera egoísmo regional. En el peor, directamente, separatismo.  España es una gran nación que merece la adhesión de su pueblo, un pueblo que ha sido unido por la historia y que unido ha hecho una historia grande. El autonomismo olvida y hasta aparta los elementos comunes y que unen a los españoles, hasta nuestra lengua, y fomenta, casi por inercia,  cuanto no nos es común y supone alguna nota de particularismo. Si la unidad es moralmente mejor que la fractura    las autonomías son un error funcional y económico pero también moral.

Creemos que cuanto hemos explicado, políticamente incorrecto,  está en el subconsciente del pueblo español. Cualquier español con sentido común sabe que las autonomías suponen lo que  hemos señalado y nada o muy poco aportan en sentido positivo para España y para el bienestar de los españoles. Pensamos que la mayoría del pueblo español, de poder hacerlo, votaría  por cambiar a un sistema común y único de administración para todos los españoles que garantizara, sin necesidad de cupos, vericuetos y balances fiscales, la solidaridad y la igualdad en lo que se refiere a lo que a todos nos debe cubrir y proporcionar un Estado moderno. Por eso, ponemos en marcha nuestro AUTONOMIAS NO. REFERENDUM YA. VOTAREMOS.

1 Comentario

  1. Suscribimos al cien por cien todo lo dicho en el anterior artículo sobre las inútiles y costosas Autonomías. Ahora falta un Partido que asuma esto para poder votarlo. ¿Acaso VOX, o Alternetiva Española? Pero votar minoriasde ciudadanos a estos partidos es en la práctica quitarle escaños al PP y Ciudadanos en el Congreso y Senado, mientras que VOX o Alternativa Española no consigue ningún senador ni diputado como no le voten al menos 500.000 ciudadanos, cosa hoy que parece imposible no por ganas sino por miedo a que el PP y Ciudadanos pierdan muchos senadores y diputados. ¿Cual es la soluciíon? Creemos que votar VOX o Alternativa Española solo cuando Ciudadanos y El Partido Popular vayan a sumar mayoria absoluta en el Senado o el Congreso, y así no dejar que las izquierdas independentistas y demás, puedan gobernar en Coalición para desintegrar España debilitandola en forma insolidaria. Solo entonces en práctico votar a VOX o Alternativa Española hoy en día, debido a los pocos votos que acumulan en cada circunscripción electoral provincial, en caca proceso Electoral de todo tipo y territorio local, provincial, autonómico y Estatal o Europeo. Demasiados territorios electorales. Un caos de leyes distintas, lenguas oficiales distintas y fronteras legislativas distintas con desigualdad por tanto en derechos y obligaciones paraa cada ciudadano votante europeo o estatal, dentro de sus 27 Estados actuales. Hay que reformar la CE de 1978 y derogar las Autonomias y los regímenes forales y conciertos económicos con regiones de España que suponen una desigualdad antidemocrática e injusticia social sobrevevenida a aestas Autonomias que usasn los idiomas oficiales autonómicos para discriminar a todos los españoles y extranjeros que no nazacan dentro de una geografía y lengua autóctona autonómica, con el objeto de hacerse con el mando político, económico, de funcionarios y tribunales de oposiciones nombrados a dedo para favorecer el acceso al puesto de trabajo sobre todo educativo, de personal funcionario y privado que defienda el privilegio de dominar desde la familia autóctona el idioma oficial autonómico, y con ello la educación, la economía, el poder legislativo y judicial, etc, a través de seleccionar a personal de tribunales de oposiciones de funcionarios que dominen obliagatoriamente el idioma autonómico y el el temario de Oposiciones de obligue a dominarlo a los opositores, además de obligarles también ha realizar los exámenes orales y escritos en el idioma Autonómico donde se realizan las Oposiciones, y obligar a los alumnos a estudiar en el idioma autonómico en todas las asignaturas, con exámenes en dichos idiomas autonómicos babilónicos que caotizan los Estados y la U.E. con 27 Estados ya y un Parlamento lingüístico Babilónico, donde las lenguas no enriquecen su cultura sino que impiden legislar rapido y agilmente todas las necesidades de los ciudadanos de cada Estado Europeo y de todos juntos en el Parlamento Europeo. ¡Y NO HAY MÁS Y ES INDISCUTIBLE TODO LO DICHO, SALVO CINISMO E HIPOCRESÍA DE LOS QUE LO CONTRADIGAN, PORQUE ESTA BASADO TODO ELLO EN MI EXPERIENCIA PERSONAL DIRECTA EN TODO LO DICHO, PUES HE SIDO FUNCIONARIO DE EDUCACIÓN EN CATALUÑA, ORIGINARIO DE ANDALUCÍA EN MIS OPOSICIONES AL CUERPO DE PROFESORES DE E.G.B.-AÑOS 1970 AL 2000, 30 AÑOS SEGUIDOS- EN LOS AÑOS 70, LUEGO LLAMADOS MAESTROS DE ED. PRIMARIA. HEMOS SIDO DISCRIMINADOS Y EXPULSADOS DE CATALUÑA LOS NO ORIUNDOS CATALANES, SOBRE TODO SI NI ERES ADEMÁS INDEPENDENTISTA, NI HABLAS CATALÁN, NI QUIERES USARLO EN TUS CLASES PROFESIONALES COMO FUNCIONARIO, PUES TIENES EL DERECHO Y LA OBLIGACIÓN DE USAR EL ESPAÑOL PARA TU COMUNICACIÓN ORAL Y ESCRITA LIBREMENTE SIN QUE TE PUEDAN OBLIGAR A HABLAR Y ESCRIBIR EN OTRO IDIOMA, QUE LO PUEDEN USAR LOS QUE QUIERAN SIEMPRE QUE CONTESTEN EN ESPAÑOL SI SE LES HABLA EN EL IDIOMA DEL ESTADO ESPAÑOL QUE TIENE PRIORIDAD SOBRE CUALQUIER OTRO, IGUAL QUE LA BANDERA ESPAÑOLA SIEMPRE AL LADO DE LAS AUTONÓMICAS, PERO QUE NO LO HACEN CUMPLIR LOS COBARDES PARTIDOS POLÍTICOS ESPAÑOLES, AMEDRENTADOS POR LOS CRIMINALES DE ETA O DE TERRA LLIURE, BILDU, ETC! Los independentistas solo hablan con razonamientos llenos de mentiras y de rechazo de las leyes españolas y las Constitucionales de España, como si España no fuera propiedad al mismo tiempo de todos los españoles a la vez…Y tuvieramos derecho a votar en cualquier referendum que debe convocarlo siempre del Gobierno de España, el único con competencia jurídica constitucional para ello, y que debe ser siempre de ámbito Estatal o Europeo.

Comentarios cerrados.