Aumentan las divisiones dentro del independentismo

Así es, después de casi tres meses no han sido capaces de poner en marcha el nuevo gobierno, teniendo como tienen mayoría absoluta en el Parlamento Catalán. Mientras tanto han seguido gilipolleando, mientras tensionaban la situación con el resto de España, proponiendo a candidatos imposibles, esperando sacar réditos de situaciones absurdas.

El domingo en la manifestación de ANC, ya se lo echaron en cara, pero además entre ellos las tensiones no dejan de crecer, notándose cada vez más las diferencias habituales entre ellos. Por una parte la lucha fratricida entre JxCat y PDeCat, queriendo glorificar la figura de Puigdemont, mientras el lider de ERC, permanece en prisión. Todo hace pensar que en las municipales, se puede empezar a oler la pólvora.

Hoy Miércoles, el Señor de Waterloo ha llamado a capítulo a los suyos, buscarán la siguiente estrategia, una nueva performance, ver que nueva tontá se les ocurre, dado que lo de Jordi Sánchez no ha funcionado. Ahora toca el plan C. ¿Será Turull?, ¿Será Rull, o quizás Romeva? ya no quedan muchas posibilidades.

De momento el plan B, lo abortó el juez Llarena, contra el que algunos no descartan iniciar acciones por prevaricación.
Pero en un extraño retruécano no hay quien descarta que el plan C, sea volver al plan A, y arrancar de nuevo con Puigdemont, eso hace que se empiecen a atisbar en el horizonte tambores que suenan a nuevas elecciones.

Para parte del independentismo un tándem Turull-Rovira, podría estar bien visto, dado además que entre ellos parece que hay buenas vibraciones.

Con la boca pequeña, pero dando grandes voces, se dicen unos a otros que hay que ser generosos, lo cierto es que si hay elecciones nadie quiere parecer responsable de las mismas, por no haber llegado a acuerdos.

Por otra parte la filtración de ciertas conversaciones en tono machista y xenófobo, ha dejado tocados a los republicanos conscientes de que ha habido una filtración interesada de los servicios de información del estado. Pero el escándalo en sí, no deja de tener importancia, y tendrá consecuencias.

Además por otra parte según se ha hecho público de cara a las elecciones municipales, hay nuevas puñaladas traperas, a modo de muestra, basta con constatar que en cuanto el uso en internet, el nombre Juntos por Barcelona lo tiene registrado ERC en el dominio .cat mientras que en Lérida pertenece al grupo municipal de CiU en el dominio .cat y al PSC en el .com. A nivel de Cataluña, la marca JxCat pertenece al PDeCAT, bajo la titularidad de la que están también las subvenciones que corresponden al grupo parlamentario. No si currar no currarán, pero maldad… la tienen toda, y esto es una pelea de pícaros, la cosa está, por decirlo suave, cada vez más jodida, y el reloj no para de hacer tic-tac, tic-ta.