Atlético de Madrid: marcar, defender y sufrir… ganar

Un solitario tanto de Gameiro en el primer tiempo dio los tres puntos al conjunto de Simeone, superado en la segunda por un Eibar que siempre se topó con Oblak.

Sin Costa, el Atleti regresó a su habitual costumbre: marcar y defender. Brilló veintiséis minutos, los primeros, y después resistió las embestidas del Eibar.

Tres puntos más.