Anna Gabriel acordó con el Govern que los Mossos la avisaran si había detenciones

Los apuntes de la agenda negra Moleskine que la Guardia Civil se llevó del domicilio de Josep María Jové salpican también a la CUP y a su portavoz parlamentaria Anna Gabriel. Las últimas anotaciones del secretario general de Vicepresidencia, bajo el título «War Room» (Sala de Guerra), reflejan conversaciones con la formación de izquierda y evidencian que su dirección estaba informada y participaba de la hoja de ruta hacia el «procés». En uno de los casos Jové recogió que Anna Gabriel reclamaba que se le avisase en caso de que fueran a producirse detenciones. ¡Así da gusto ser antisistema!

El día que podamos conocer con detalle, todas las canalladas que las gentes de la CUP han hecho en Cataluña y a los catalanes, más que un informe parecería una novela de ficción.