Ángel Nieto, campeón de la calle y campeón del motociclismo

Ángel Nieto fue como una moto por la vida. Le quise y le quiero mucho como persona. Y le admiré y lo admiro como luchador. No le supe encontrar defecto alguno, salvo para quien así pueda verlo (yo personalmente no) su superstición, de aquí el 12 + 1 campeón. A él le daba igual cazar 50 que 125 cc, podía con todo. Un ser humano que nos hizo vibrar con la velocidad, nos hizo felices y que abrió el camino a tantos jóvenes que le han seguido u le seguirán. Adiós amigo.