Algo que ya sabíamos: El Govern robó los datos de los catalanes para confeccionar el censo del 1-O

El Govern de Carles Puigdemont sustrajo información de diferentes bases de datos oficiales controladas por la Generalitat para crear de forma clandestina el censo de votantes del referéndum del 1-O. Los archivos fueron cruzados posteriormente por técnicos del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI), dependiente del Ejecutivo autonómico, para generar el listado definitivo con los nombres, apellidos, direcciones y fechas de nacimiento de los millones de catalanes convocados a la consulta ilegal.

Pone los pelos de punta pensar en el riesgo que corremos con irresponsables manejando nuestra información.

La ley de protección de datos establece una sanciones golosas para infracciones muy graves como las que parece que se han dado. Imaginemos por un momento que eso mismo lo hace cualquier empresa, intuyo que por lo menos el patrimonio de los responsables sería embargado de manera inmediata…. Pues eso.