Albert Rivera se columpia con la Ley de Memoria Histórica

Como no, toda persona que pasa por la Sexta Noche debe poner su granito de arena contra la memoria de Franco. También fue el caso de Albert Rivera que se sumó a separatistas, izquierdistas, muchos derechistas, muchos falangistas, muchos tradicionalistas, nazis, anarquistas… a la orgía antifranquista de moda hace años.

Estas son las ideas de Rivera: la Ley de Memoría Histórica es una ley que,  como toda ley,  debe cumplirse y no debería haber en España ningún recuerdo del Régimen de Franco,  como no lo hay en Italia o en Alemania de sus dictadores. Habría que ilegalizar la Fundación Francisco Franco.  No hay que repetir los errores de la historia.

Albert Rivera que, de vez en cuando acierta en algo, siempre decepciona. Algún día se dará cuenta de que ir contracorriente también en este tema, como lo ha hecho en el cupo vasco,  le puede ser hasta rentable políticamente. Quizá entonces, por mero interés político, responda algo decente.

Que exista una ley significa, es verdad, que debe cumplirse,  lo que no obsta para dar una opinión sobre si  esa ley es positiva o no y si debe o no mantenerse en vigor. Parece que a Rivera le mola la Ley de Memoría Histórica. Ya hablaremos de lo que pasa en Alemania e Italia con respecto a sus dictadores, no osbtante, que sepamos,  Franco no metió a España en II Guerra Mundial ni se ventiló a 6 millones de judíos.

Por último, con respecto a no repetir los errores de la historia,  parece que para Rivera el error fue Franco. Pues que espere y vea, Albert. Si las cosas se ponen bien para Podemos y los separatistas,  será Albert Rivera uno de los que implore un Franco como en Venezuela se mira al ejército pidiendo socorro. Que se dé un repaso a lo pedían todos los centristas en Julio de 1.936.