«Ahogaremos el fascismo y para hacerlo iluminaremos todos los rincones de oscuridad que los ampara» Esa es la frase lapidaria de los terroristas de Arran

Arran, la rama juvenil de la CUP ha asumido la autoría del ataque terrorista ocasionado a la sede del diario Crónica Global.
Sobre las cuatro de la madrugada, (se ve que estos madrugan poco) tres presuntas personas, encapuchadas, fueron a la sede del periódico digital en Barcelona y tras llenarlo de pintadas, destrozaron las lunas a martillazos.
La sede de este medio se encuentra prácticamente frente a la sede de la CUP, y a esta gentuza le debe producir ictericia la visión del Crónica Global cuando salen de sus «tenidas» de adoctrinamiento. Por lo que no son menos de cuatro los ataques recibidos.

Arran pintó la fachada con las típicas soflamas antifascistas, con las que se arengan unos a otros y se retroalimentan. Y lo han reivindicado, puesto que dicen que: «Lo hemos hecho porque creíamos más necesario que nunca poner sobre la mesa el papel de los medios de comunicación en el fortalecimiento de los grupos neonazis a la hora de cometer todo tipo de ataques fascistas»
Toda la Acción quedó grabada con las cámaras, y la policía debe, o debería estar investigando a los autores.

Acusan al medio digital de inventarse noticias para atizar un conflicto identitario en Cataluña que según ellos es inexistente.

Manifiestan que: «Ante el número de las agresiones de los grupos españolistas hace falta que como sociedad pongamos freno».
Suponemos que el freno, es romper cuatro cristales a las cuatro de la madrugada, embozados como perras y puestos de maría hasta arriba; Cosas de la Izquierda.