Agitpro, manipulación y libertad de prensa

Hoy se celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa. Y en un día tan señalado como el de hoy, la Federación de Asociaciones de la Prensa de España (FAPE), saca su comunicado anual y alerta del retroceso de la libertad de prensa en España, especialmente en Cataluña, donde considera que existe un «clima de hostilidad» hacia los periodistas.

Con la equidistancia necesaria para poder justificar bien la labor de mamporreros del sistema mediático institucional, la Federación culpa, en un comunicado, a «sectores radicales de independentistas y de ultraderecha», de cometer «actos vandálicos contra medios opuestos a sus tesis, vilipendiar e intimidar a los periodistas en las redes sociales, agredir e insultar a los reporteros durante la cobertura de las manifestaciones a favor o en contra de la independencia que se han realizado en dicha comunidad autónoma.

La FAPE identifica también como amenazas para la libertad de prensa las noticias falsas, la precariedad laboral, la desigualdad salarial entre hombres y mujeres y la pervivencia de la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como ‘Ley Mordaza’, pero ve innecesario mencionar el coorporativismo periodístico, el linchamiento mediático o la concentración de medios como problemas para una auténtica libertad de prensa. Nada se dice tampoco en su comunicado de la amalgama entre publicidad e información.