Adoctrinamiento por formación. Los españoles de mañana serán manada; menos preparación y más sumisión

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha asegurado que su intención es crear una asignatura obligatoria de “valores cívicos y éticos” (obligatoria, no optativa) y que Religión deje de contar para la nota de Bachillerato.Así lo ha afirmado en una entrevista concedida al diario El País, donde también ha subrayado que se eliminarán las reválidas y no se tocará la EBAU (Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad).”Religión no puede tener valor académico y contar para la nota media. Y, desde luego, no puede tener una asignatura espejo como alternativa, porque eso significa que el derecho de unos se convierte en la obligación de otros”, ha asegurado Celaá, quien ha defendido que todos los alumnos han de cursar “valores cívicos”.Por este motivo, ha desgranado la ministra de Educación, el Gobierno creará “una asignatura de valores cívicos y éticos” que “no será optativa”, ha subrayado Celaá, quien prefiere “no hablar de Educación para la Ciudadanía” pero que se trata de darle una vuelta de tuerca más a la establecida por ZP.De modo que, en un futuro no muy lejano, los alumnos españoles verán sustituida la asignatura de Religión por la de adoctrinamiento cívico, puerta de entrada a la ideología de género, al homosexualismo y al pensamiento único. El Gran Hermano socialista trabaja deprisa porque cuenta con la actitud mansa de todas las fuerzas del espectro parlamentario, interesadas en la transformación social que convierte al individuo en manada o temerosa de ser tachada de involucionista, fascista o retrógrada.Junto a esto, la eliminación de cualquier filtro o control que pueda suponer un esfuerzo para ser rebasado. Fuera reválidas, fuera exámenes. Igualación en la ignorancia y la opinión colectiva. Igualación de oportunidades para toda la masa laboral que estamos camino de recibir. De la bondad de la reforma dará medida el conocimiento del centro escolar al que llevarán sus hijos los Iglesias-Montero.