Ada Colau, Doña Perpleja, sigue estando al plato y a las “tajás”

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, quiere tomar distancias con los independentistas. Después de que su partido haya roto el pacto de gobierno con el PSC en el Ayuntamiento de Barcelona y que esto allane el pacto poselectoral con ERC, quiere dejar claro que ella no abraza ni ha abrazado nunca el independentismo. “No soy independentista, pero no quiero DUI, ni 155, ni presos políticos” ha declarado.

A ver Doña Perpleja… para no ser independentista, lo disimulas de puta madre. Se inició en la alcaldía retirando el busto del Rey, y con su esbirro el Sr. Pisarelo retirando la bandera de España del balcón del ayuntamiento. Más tarde gusto de apoyar y participar en el referéndum ilegal e incluso se tomó la licencia de calumniar a la Policía Nacional acusándola de “cometer agresiones sexuales” en el cumplimiento de su deber… y con todo eso nos dice que no es independentista.

Doña Perpleja de lo que está a favor es de colocarse lo más alto posible y piensa que con los ERC y CUP tiene más posibilidades. Eso es todo.