A Torrent le molesta que haya tanta policía en Barcelona

La labor desplegada por los denominados “topos” de la policía nacional en el sistema de Alcantarillado de Barcelona, a fin de que no se puedan colar las “ratas” por el mismo, exaspera al presidente del Parlament, que se queja de las inusuales operaciones realizadas, a una semana del pleno de investidura en las inmediaciones del Parc de la Ciudadela y del Parlamento Catalán.
Torrent dice que hay un gran malestar entre diputados y trabajadores, que además les gustaría estar informados de las intenciones policiales, con tanta vigilancia. La policía, en vez de decir claramente que lo que está vigilando es que no se cuele Puigdemont, dice que es un refuerzo operativo, en puntos estratégicos de cara al pleno de investidura.
Torrent, exige al Ministro del Interior que dé detalles del despliegue y que garantice que no se perturbará el normal funcionamiento del Parlament.
Seguramente el presidente de la Cámara catalana tenga miedo de que la policía ponga cargas explosivas en los bajos del Parlamento, porque de otro modo no se explica, o lo mismo piensa que van a entrar comandos armados y bien pertrechados, a secuestrar a los diputados catalanes.
Te lo explicaremos desde nuestra redacción: Mira Torrente, los servicios secretos dependientes del Ministerio del Interior han detectado la posibilidad de que Puigdemont, pueda querer entrar como si fuera el Águila Roja, y dar un golpe de efecto de esos que se solían ver en esa serie televisiva, o en las películas del Zorro, que de repente se colaba dentro del palacio presidencial y dejaba en ridículo a todo el mundo. Dado que los representantes de nuestro gobierno ya han tenido experiencias desagradables, como que se les escape un fugimont metido en el maletero de un coche, y dado que este no es el “Zorro”, sino una rata, imaginamos, que están blindando lo más esencial, para evitar una internacionalización del conflicto nacionalista catalán, mediante una sorpresiva presencia de Pelomocho en la investidura. Podría bajar rapelando desde un Helicóptero, podría lanzarse con un paracaídas de apertura manual, pero dado su carácter de roedor, hasta Zoido ha pensado que las alcantarillas sean su medio natural y en la medida de lo posible habrá puesto cebos antiratas en los sistemas de túneles por donde corre parte del detritus de la ciudad, en este caso, con que vayan poniendo unas cajitas con el “tres per cent”, sería difícil que con ese cebo, ni un solo nacionalista llegase al Parlamento.
Seguiremos informando.