¿A qué esperamos de una puñetera vez para ilegalizar a los partidos desleales a España? La traición a la Patria debe ser perseguida

Ayer día 2 de Enero se celebró nuevamente la Toma de Granada por los Reyes Católicos hace 525 años, de una parte grupos de patriotas con o sin filiación política estuvieron presentes y corearon gustosos los actos institucionales, del otro, los de siempre, abuchearon, insultaron y pretendieron deslucir el acto, al que habían convocado con soflamas estúpidas, propias de descerebrados.
Los incidentes comenzaron al paso de la legión que desfilaba este año por primera vez, en torno a las 11,30 de la mañana, frente a ellos, cuatro perroflautas desocupados, con las banderas de siempre, la republicana (que no falte), la independentista andaluza, y cualquier otra de las que suelen adornar esta coreografía, banderas rojas. Banderas rojas todas ellas, incluso las que de color no lo eran. Frente a ellas, banderas españolas, alguna con el Águila de S. Juan, (bandera histórica, cuyo emblema lucía en la enseña de los RR. CC.), las consignas también las de siempre, por parte de los patriotas se reivindicaba una España cristiana y no musulmana, y se lanzaban vivas a España. Por parte del rojerío se decía el “Nada que cerebrar”, se solicitaba la sustitución de esta fiesta por una dedicada a “Mariana Pineda” ¿?, y se decía que la conquista de Granada fue un acto propio de la violencia y de la segregación, manifestando que “ningún pueblo celebra una derrota”, lo que les posiciona claramente en una postura contraria a los intereses de España, apoyando las posiciones de los que fueran nuestros enemigos, lo que les define como auténticos traidores.
En el acto, personas ataviadas con trajes de época partían desde el ayuntamiento hasta la Capilla Real, donde se encuentran los restos de los Reyes Católicos, para hacer una ofrenda floral. Estaban presentes los concejales del PSOE, PP y los de Ciudadanos, mientras que estaban ausentes y no por casualidad el concejal de Izquierda Unida, y los podemitas de Vamos Granada, que apoyan “repensar” la fiesta, porque no se puede apoyar el “genocidio y el fascismo” pfff, ¡Qué cansinos!.
El final del acto ha sido con los gritos de rigor mientras se tremolaba el estandarte de los católicos reyes, como marca la tradición.
¡Granada!
¿Qué?
¡Granada!
¿Qué?
¡Granada!
¿Qué?
¡ Por los ínclitos Reyes de España, D. Fernando V de Aragón y Dña. Isabel I de Castilla!.
¡Viva España. Viva el Rey. Viva Andalucía. Viva Granada.!

A modo de ejemplo reproducimos algunos carteles de esta patulea de traidores.

descarga (3)

2Enero2012 (3).jpg

cartel_2_enero_2017.jpg

jaleonoalatoma.jpg

descarga (4)