A la vista del cabreo de España, la ministra de justicia alemana, quiere aclarar el malentendido

Tarde, es tarde, porque el mal ya está hecho, se le han dado unas alas innecesarias al independentismo en España, la ministra llamó por teléfono a su homónimo en España, sr. Catalá con la intención de garantizar que ella no ha dicho nada, que las palabras que ponen en su boca son mentira.  Catalina Barley  ha manifestado que ella ni ha tomado, ni va a tomar postura, que esperará las decisiones de los tribunales españoles, la frase repetida hasta en tres ocasiones, sirvió a Barley para justificarse, y evitar contestar si había dicho o no la misma.

Algo más contundente ha sido el portavoz del ejecutivo quien indicó que el Gobierno de Alemania, no tiene expectativas políticas respecto al proceso político, y que en ningún momento prevé ponerse en contacto con Puigdemont, que considera que el catalán, es un conflicto que debe resolverse dentro del marco constitucional español, puesto que sigue considerando el tema como una cuestión interna de España, que al fin y al cabo es un estado de derecho democrático.

Tras decir eso, la cagó, puesto que afirmó tener la esperanza de que dentro de la política española hay movimientos en dirección a una reconciliación. Miedo nos da, pensar que Rajoy pueda tener ansias de reconciliación con los golpistas… mucho miedo, aunque no lo descartamos del pusilánime.

1 Comentario

  1. Una política profesional, cincuentona, en plena menopausia.
    Mas sola que la una, con un marido que salió a por tabaco, hace años, y aún no ha vuelto.
    Con dos hijos adolescentes, de esos que le deseas a tu peor enemigo…
    ¿Pues que quieren que les diga?
    Esta necesita un negro que la ponga mirando para Cuenca…

Comentarios cerrados.