A Edu Galán, la Sexta, se la mete un nieto de Franco: “Dese una vuelta por España y verá el legado de mi abuelo”

No estuvo mal el nieo de Franco, Javier, al contestar al gracioso de Edu Galán, gracioso con mal povenir como cómico y si no al tiempo, cuando repondió a sus preguntas en lo que podemos llamar reportaje-bufón sobre una Misa a Franco. La de “dese una vuelta por España y verá el legado de mi abuelo” no es una mala respuesta.

La obsesión antifraquista de la Sexta es enfermiza. ¿Por qué? No lo sabemos. ¿Venganza? ¿Autoprotección? Nos inclinamos más por lo segundo que por  lo primero. Los separatistas y la izquierda no la lían del todo porque no pueden pero que nadie dude de  que, de poder, se pasarán la ley por el forro para hacerse con el poder y, lo que es peor, para mantenser en él, también. Véase lo que ha hecho Puigdemont y véase lo que hace Maduro en Venezuela.

El antifranquismo inyectado en vena a toda la sociedad española es la garantía de que cuando la líen de verdad, no recibirán la respuesta que merecen que es la que se produjo el 18 de Julio de 1.936.  De alguna manera, este antifranquismo constante, visceral, contumaz, premeditado,  tiene, en nuestra opinión, la finalidad de que, llegado el caso en el  que exista alguna posibilidad de que izquierda y separatistas se hagan con el poder,  aunque sea de una forma más o menos alegal o hasta ilegal, no se produzca reacción social alguna. Por eso, responder a ese antifranquismo puede ser vital para España.