¿A dónde va a parar el dinero de los españoles? Por Iván Guerrero Vasallo

Es totalmente insensata la idea esa de exprimir al pueblo con impuestos y querer luego tener un país rico. No conjugan. Y menos, para pagar nosotros los pufos y las deudas contraídas, adrede o no, por otros.

Se recauda cada vez más y más… pero no se compensa apenas pues, da cada día más la sensación de que no se reinvierte como es debido ese dinero, para potenciar lo que ya hay o bien para crear nuevas fuentes de riqueza para que se beneficie el pueblo de ellas. El país, se está demostrando que cada día se empobrece a pasos agigantados. ¿Entonces?, ¿a dónde va a parar realmente ese dinero recaudado?.

Pues, entre otras cosas, destinado a sueldos, primas y extraordinarias jubilaciones, junto con las corruptelas, de la mayoría de nuestros políticos o de las cúpulas de ciertos sindicatos. A, por ejemplo, pagar el jet privado para ir a un concierto o el helicóptero para ir a una boda el ”okupa” de la Moncloa. Al gobierno vasco y al catalán (pagando, de paso, su deuda salvaje). Al mantenimiento en general del ”invento” de las comunidades autónomas (nidos de buitres) que nos cuestan 100.000 millones de euros al año. A las ayudas para los inmigrantes, pero no al nacional que debe ser siempre la prioridad. A malgastarlo en obras faraónicas que no sirven al final para nada, etc…

Sin olvidarnos de que va también a la deuda contraída con la banca internacional, que es como un agujero negro esa deuda ya. Ahí va también una gran parte del dinero de los españoles. Dinero para, por ejemplo, corromper y controlar con ello la política de nuestro país.
Tanto régimen tiránico que se dice, pues bien, con el Caudillo no se pagaba ni IVA, ni IRPF ni hipotecas. Así funciona un país, así se crean potencias mundiales.

Señores/as, debemos reconocer y perseguir a los corruptos, para castigarlos como es debido, con dureza. Disolver las autonomías, centralizar la administración y la economía.

Y, no me canso de repetir que, entre otras cosas, la banca debe ser nacionalizada. Yo no concibo que los ahorros de todos los españoles sean utilizados para especular con el cuatro ”señores” y encima, para hacerse más ricos con ellos y más pobres nosotros. El Estado debe tener el control del capital, pues es uno de los pilares más importantes dentro del mismo (sino el más importante). Por ello, no se debe dejar a multinacionales o, ante todo, a bancas privadas hacer y deshacer a su antojo con el. Es muy peligroso y más si esas multinacionales o bancos tienen ya más dinero que todo el PIB de una nación, y la mayoría no lo utilizan para ayudar a la sociedad con el, desgraciadamente, sino para motivos egoístas, control de los países y para la ingeniería social de sus ciudadanos. Vamos una simple cuestión de poder.

Deben establecerse mecanismos de control para con ese tipo de gente y, lo mejor para mi, es la nacionalización y que sea el propio pueblo, desde un gobierno, el que lo controle.
No puede haber nada por encima del Estado, sólo Dios. Pero yo no concibo, que no sea el pueblo el que controle ese Estado directamente, y sin una verdadera democracia orgánica (no inorgánica, partitocrática, como ahora) no estará jamás debidamente representado el mismo dentro de ese Estado y estaremos, siempre, a merced de multinacionales o bancas internacionales y jamás saldremos del hoyo, al contrario, estaremos cavando uno cada vez más profundo.