600.000 euros para un hospital de día para las mamás de Vall d’Hebron que lloran porque su bebé es feo

Cómo explicas a las personas de tu entorno que tu bebé que acaba de nacer es feo, que no le quieres, que vives un infierno y sólo deseas que alguien te lo quite de encima? ¿Feo?.

La caja de kleenex recorre por turnos toda la mesa. Media docena de mujeres con sus bebés en brazos escuchan el relato de otras tres jóvenes madres que ya han salido de eso. “Porque se sale. Nos veis, estamos bien. Aunque ahora os parezca mentira, se sale”, insisten las veteranas. Están en la primera sesión conjunta en el pionero hospital de día de salud mental perinatal para madres y bebés que ha abierto el Clínic de Barcelona en la Maternitat.

El hospital de día es el primero que incluye a madres y bebés, “porque el impacto de ese trastorno tiene que ver con los dos y su relación, incluso desde que es un embrión”, explica Lluïsa Garcia-Esteve, la psiquiatra que coordina esta unidad de salud mental perinatal, en la que el Servei Català de la Salut ha invertido 400.000 euros (100.000 más para el equipo de salud mental perinatal de Vall d’Hebron y otros 100.000 para el Consorci de Terrassa).