35.000 caídos enterrados en el Valle. 4 familias a enredar y buscando prensa

Toda la prensa está a favor de cargarse el Valle de los Caídos. Hablan desde la mentira infinita que, en este caso, comparten la izquierda y alguna prensa, más o menos, liberal y de derechillas. El artículo de El Español de hoy, por ejemplo, es surrealista y está escrito con el mismo rigor con que lo habría escrito un chimpancé y el odio de un rojo. Solo así se explica que alguien llame al Valle de los Caídos el Mausoleo de Franco. Nunca fue voluntad del Caudillo ser enterrado allí y si no estuviera allí quizá se le pudiera rendir homenaje, lo que hoy está prohibido entre alharacas a la libertad de expresión. Se quejaban los aficionados del Barcelona de que les quitaran camisetas y pancartas amarillas. Para el que no lo sepa, en el Valle está prohibida la entrada de la bandera de España.

En el Valle de los Caídos hay enterrados unos 35.000 muertos de la Guerra Civil. No hay ningún enterrado que obedezca a la represión de posguerra. Allí fueron trasladados cadáveres desde toda España con la excepción de Canarias, Orense y La Coruña. Contra la opinión de representantes del bando nacional y del bando rojo, se enterró de forma conjunta, por decisión de Franco, a caídos de ambos bandos con la condición de que estuvieran bautizados. En aquella época, prácticamente, todo el mundo.

Y mezclados, muy mezclados, están los cadáveres de ambos bandos. Con ello Franco quiso simbolizar la reconciliación de los españoles en un monumento, evidentemente construido desde los valores del bando nacional, destinado a rendir homenaje a los combatientes y víctimas de los dos bandos a base no de una inmensa Cruz.

El criterio para trasladar los cadáveres fue pedir la autorización de los familiares. Alberto Barcena manifiesta que se cansó, en los Archivos de Patrimonio Nacional, de ver estas autorizaciones. ¿Qué se cometieron errores en este sentido? Seguro. Y que hay unos 10.000 enterrados sin identificar trasladados de fosas donde no estaban identificados también es verdad. De ambos bandos.

Pero ahora viene la pregunta del millón. La excusa de toda la Ley de Memoria Histórica es el rollo de los enterramientos dignos para los caídos republicanos. Pues ya lo hizo Franco. Los enterró, a los rojos, tan dignamente como a los nacionales. En el mismo sitio y en las mismas condiciones.

4 familias a enredar y anteponer su capricho personal, repito, su capricho personal por encima de la reconciliación de un pueblo entero. Todo ello con la connivencia de un Juez poco listo, como tantos, cuya decisión ni es justa, ni es moral y es dudosamente legal por cuanto supone que para buscar 4 muertos, enterrados dignamente en un monumento de reconciliación, hay que andar tocando del orden de otros 6.000 muertos que, por lo visto, no merecen respeto alguno ni a los familiares enredadores, ni al Juez, ni al prensa, ni a nadie salvo al Prior del Valle.

¿Nuestra opinión? Ojalá se llevaran del Valle de los Caídos hasta el último muerto que las familias de turno quisieran sacar de allí y dejaran en paz el Valle. Y empezamos a ser partidarios de que saquen a Franco y lo lleven al Pardo. Se iba a montar una buena en la ocasión y cada 20 de Noviembre en el pueblo madrileño.

1 Comentario

  1. Me llama mucho la atención este interés en desenterrar a personas muertas hace más de 80 años, cuando hoy en día muchas personas incineran a sus familiares queridos, para evitarse problemas, tener que pagar periódicamente a los ayuntamientos por sus sepulturas, etc.
    ¡Creo es un alarde de cinismo, de ganas de exposición mediática, y buscando algún interés económico o crematístico!

Comentarios cerrados.