El casoplón de Pablete e Irene cerca del Valle de los Caídos

Han tardado Pablete e Irene en meterse en la vida tan burguesa como han sido capaces de conseguirse. Durante años han sostenido un discurso revolucionario por el que el que viviera en una casa como la comprada por Pablete e Irene era, simplemente, malo y su propiedad confiscable para el “pueblo”. ¿Es malo Pablete, es mala Irene y su propiedad expropiable?

Pablete e Irene son malos. Pero no por comprar una casa como la que se han conseguido cerca del Valle de los Caídos. Son malos por su incoherencia. Son malos por haber metido en la cabeza de mucha gente, de muchos jóvenes, que quien vive en una casa así es un ser malvado y la propiedad privada no es respetable.

Todos queremos vivir bien. Y apúntense los revolucionarios rojos y de todo pelaje lo siguiente. Cuantas más casas y gente viviendo en las condiciones a las que han llegado a vivir Pablete e Irene haya, significa que una sociedad es más rica, genera más riqueza y, por lo tanto, más posibilidades hay de mejorar la vida de todos. Y es que la revolución, el cambio necesario es mejor denominación, no es acabar con los ricos sino acabar con los pobres y hacer que las clases humildes vivan tan bien como seamos capaces de conseguir con el trabajo de todos.

1 Comment on "El casoplón de Pablete e Irene cerca del Valle de los Caídos"

  1. Supongo que irán todos los sábados al Valle de los Caídos, a rezar y DARLE LAS GRACIAS A FRANCO, por la vidorra que se pegan, a costa suya…

Deja un comentario