El Tribunal Supremo intenta desasnar a los jueces belgas

Nuestro Tribunal Supremo, da sus primeras muestras de enfado, manifiesta  con respecto a la resolución de la justicia belga, que sólo el desconocimiento de nuestro ordenamiento jurídico, permite obviar el acto de procesamiento en el cual descansa la euroorden, a pesar de que la explicación dada como información suplementaria.

A petición del Ministerio Fiscal, el día 23 de marzo se había dictado un auto por el que se ordenaba entregar las órdenes europeas de detención, por lo tanto la resolución de apoyo que dicen en Bélgica que falta, es el propio acto de procesamiento. Y hay que tener en cuenta que el auto de procesamiento en la justicia española es el que se contempla con más desarrollo argumental (con excepción de las sentencias).

El Tribunal Supremo aún no ha recibido oficialmente la resolución de la justicia belga, pero ya se ha manifestado a tenor de lo recogido en los medios. Creen que existe una ausencia de compromiso de los Belgas, con prestar la colaboración judicial demandada.

Quizás España debía replantearse muchas cosas con relación a la Comunidad Europea, a la falta de respeto, a la falta de colaboración y al proyecto de un Europa Unida en el que unos estados-miembros desconfían de otros.

 

Sé el primero en comentar en "El Tribunal Supremo intenta desasnar a los jueces belgas"

Deja un comentario