El incomprensible ataque a Siria de EE.UU, Francia e Inglaterra

No somos amigos en El Muro de hablar de política internacional. Hablar de temas internacionales siempre es hablar de asuntos de los que nunca se tienen todos los datos. Sin embargo, el ataque que se ha llevado a cabo contra Siria nos resulta incomprensible por varios extremos.

Occidente se ha autoproclamado juez del mundo y en cuestión de horas decreta atacar un país extranjero por sucesos internos de dicho país. No nos gusta el rollo. Y no nos gusta porque es básicamente mentira. Occidente no ataca a países en los que reina la injusticia ya que de hacerlo no tendría otra tarea y, por ejemplo, hace tiempo se habría emprendido la liberación de China. Occidente ataca al país que le viene en gana, por razones siempre opacas y buscando excusas morales habitualmente falsas.

Lo del ataque de Assad con armas químicas es muy poco creíble. Por el contrario que Occidente se invente una milonga para justificar una guerra no lo es. Todavía estamos esperando las armas de destrucción masiva que estaban escondidas y dispersas por todo Iraq y que llevaron a una guerra que es la causa de que Iraq sea hoy un caos que sufren millones de seres humanos.

Assad, hasta donde sabemos, combate contra el fundamentalismo islámico. Combate contra el mismo fundamentalismo islámico que atenta contra Occidente. Y va Occidente y ataca a Assad. Nos resulta incomprensible. Misterioso. Chocante. Y seguro que tiene una explicación que prueba la existencia de la validez de esas tesis que se denominan conspiranoicas.

Por último, el ataque, sinceramente, es un ataque de chichinabo. Más bien se ha parecido más a las conversaciones telefónicas de Gila con el enemigo que a un ataque. Hasta el momento, Trump nos hace tilín. Más tonterías de estas y Trump pasará a ser un Presidente americano más de los EE.UU de siempre.

Sé el primero en comentar en "El incomprensible ataque a Siria de EE.UU, Francia e Inglaterra"

Deja un comentario