Infiltrados: la mejor película de Scorsese

Scorsese muestra lo mejor de su cine y entrega un ejemplo de montaje nervioso y de juego malabarista con los personajes.

Las claves de Infiltrados ya se muestran en su apabullante inicio: un conglomerado de elipsis y quiebros visuales que presentan a los protagonistas y dibujan su personalidad.

Billy, un novato policía de Boston, recibe la peligrosa misión de infiltrarse en la banda del mafioso Frank Costello. Lo que Billy desconoce es que Costello ha infiltrado a uno de sus hombres en el seno de la policía estatal, y que el topo ya le está siguiendo la pista.