Los criminales del bando republicano seguirán gozando de calles y monumentos

Uno de los puntos más polémicos es el Art. 27, que habla de “la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil Española y de la represión de la Dictadura”. El artículo también incluye “la redefinición del callejero, nombres de pueblos, revocación de honores y distinciones dedicados a los protagonistas de la sublevación militar, de la Guerra Civil Española y de la represión de la Dictadura”. pero no contempla retirar los símbolos, monumentos y calles que exaltan a dirigentes del bando republicano que fueron responsables de crímenes contra la humanidad, entre ellos algunos dirigentes del PSOE.

Estos criminales ya quedaron exentos de la aplicación de la Ley de Memoria Histórica de 2007 y no hay nada en esta reforma que indique que eso vaya a cambiar. Responsables de crímenes en el bando republicano, como el comunista Santiago Carrillo, el separatista Lluís Companys -que incluso mató a miembros de ERC– y el socialista Francisco Largo Caballero podrán seguir siendo reverenciados mientras sus víctimas son sometidas al ostracismo, simplemente porque fueron asesinadas por “los buenos” según la versión izquierdista sobre aquella contienda.

Sé el primero en comentar en "Los criminales del bando republicano seguirán gozando de calles y monumentos"

Deja un comentario