Entrevistamos a Alicia Rubio, autora de “Cuando nos prohibieron ser mujeres… y os persiguieron por ser hombres”

“Un estudio biológico, antropológico, económico y valiente contra la ideología de género”. Así define Alicia V. Rubio su primer libro, “Cuando nos prohibieron ser mujeres…. y os persiguieron por ser hombres”, una llamada a entender cómo nos afecta la ideología de género. Un texto que lleva semanas como número 1 en la sección de “Sociedad y Cultura” de Amazon en su versión en papel y como número 5 de la misma lista en su versión digital.

Vicesecretaria de Movilización de VOX, Alicia Rubio ha trabajado hasta hace muy poco como profesora y jefa de estudios del IES Arquitecto Peridis de Leganés, un cargo del que ha sido cesada por “contradecir la ideología de género”, indica la autora. Además, denuncia haber sufrido un escrache por parte de los integrantes de ‘Leganemos’ (marca de Podemos en Leganés) el pasado 15 de marzo, la primera vez que se pidió su destitución durante un claustro extraordinario.

El Muro del Pueblo Español ha hablado con ella para conocer más sobre este libro y las causas que han llevado al IES Arquitecto Peridis de Leganés a destituirla de su cargo.

P. Alicia, ¿por qué decides escribir este libro?

R. Como profesora de educación física, pero con una formación humanística, me sorprendió la entrada de la ideología de género en el deporte por la irracionalidad de sus planteamientos. Las soluciones que daba a la diferente respuesta de ambos sexos ante el deporte eran insostenibles y mis compañeros de profesión se las creían como si fuera una verdad incuestionable. Empecé a investigar, primero por curiosidad, luego con pasión. Y descubrí tales cosas que pensé era importante, casi una obligación moral contarlo. Y escribí el libro.

P. ¿Qué vamos a encontrar en él?

R. La verdad de todo este asunto de la ideología de género. Su ausencia de rigor científico, sus mentiras, el negocio que es, sus intereses ocultos, las manipulaciones con las que se implanta, el adoctrinamiento a los menores… Y lo cuento de una forma clara y amena, por lo que resulta muy molesto a los que se lucran de esto.

P. ¿Es su publicación el motivo de tu destitución?

R. En esencia, sí. Trataré de explicarlo brevemente, aunque es complicado. Yo asistí a una mesa redonda sobre libertad de expresión como escritora perseguida en una democracia, ya que había grupos fanáticos y totalitarios que me impedían presentar el libro o dar conferencias. Esto, que es inusual en una democracia seria, ha sido ocultado por casi todos los medios implicados en la implantación de la ideología de género. En esa mesa también participaban Ignacio Arsuaga y Cake Minuesa.

El decano de Derecho de la Complutense, en un acto de heroísmo (ironía) prohibió el acto el mismo día, ante las presiones de los violentos en vez de amparar la libertad de expresión, y esos grupos liberticidas nos impidieron acercarnos a la facultad. El estar al lado del autobús de Hazte Oír sirvió para justificar visualmente con fotos unas etiquetas de homofobia y transfobia ante los padres y los alumnos del centro.

Luego, los concejales de Podemos, que posiblemente ya tenían información sobre la persecución que miembros de su organización política habían hecho contra mí y mi libro en otras provincias, organizaron una cacerolada en el centro, algunos profesores afines a esas ideologías totalitarias donde la destrucción social del disidente es algo usual, apoyaron la difamación, se exigió mi dimisión y, al negarme a dimitir (porque no había hecho nada que justificara tal dimisión), se pidió mi cese. Simplemente por asistir a un debate sobre libertad de expresión como escritora perseguida y que se me aplicaran las etiquetas de machista, homófoba y transfóbica. Y que hubiera personas en mi entorno tan miserables, a causa de su ideología totalitaria, que dieran pábulo y aprovecharan esas difamaciones para tratar de destruir a una persona que disiente. Algún día lo contaré de forma extensa.

P. ¿Qué otras consecuencias has sufrido tras su publicación?

R. Escraches, censuras persecuciones… me impiden que utilice centros públicos (abiertos a independentistas, apologetas del terrorismo, lobbies del género…), amenazan a los centros privados que se ofrecen para que presente el libro, me difaman, calumnian e injurian, me han destruido la reputación… bueno, estoy sufriendo la persecución del disidente que cuento en el libro. Eso es que estoy siendo molesta y dando en el clavo.

P. Un mensaje para todos aquellos que te acusan de ‘machista’.

R. El problema de esa etiqueta, de esa palabra policía, como facha, homófobo… es que se aplica a cualquiera que discrepa de las estupideces del feminismo. Una mujer libre, librepensadora, que ha sido educada en igualdad, que se gana la vida, que jamás ha renunciado a sus sueños y a la que nadie manda, no puede ser machista. Eso sí, no culpo al heteropatriarcado de mis fracasos, ni veo a los hombres como mis enemigos, sino como mis compañeros de viaje.

Pero es igual… los que me llaman machista son personas incapaces de racionalizar o explicar las causas por las que me lo llaman. El mensaje será que lean de todo, incluso lo que les han hecho interiorizar que no deben leer. Por ejemplo, mi libro. Es ridículo discutir sobre mi libro con alguien que cuenta lo que le han contado y que afirma que no lo ha leído, ni lo va a leer. Y me sucede a menudo.

P. ¿Por qué debemos leer ‘Cuando nos prohibieron ser mujeres…. y os persiguieron por ser hombres’?

R. Porque da una visión tan clara de lo que está sucediendo y porque es peligroso para los lobbies y los que mandan. Sólo nuestra ignorancia de lo que se traen entre manos les hace poder seguir utilizándonos. La prueba… las persecuciones de las terminales descerebradas de todos los que están implicados en esta mentira tan lucrativa.Si se meten en Amazon verán las opiniones de los lectores… y cuando lo lean sabrán por qué es tan peligroso y tan perseguido. Cualquier día consiguen que una de estas nuevas leyes liberticidas lo censure. Interesa leerlo antes.

1 Comment on "Entrevistamos a Alicia Rubio, autora de “Cuando nos prohibieron ser mujeres… y os persiguieron por ser hombres”"

  1. Además de ser muy inteligente, y honesta, VEO QUE ES GUAPA.
    ¡Desde luego, esta señora lo tiene todo!
    Mi felicitación POR SU HONESTIDAD PERSONAL E INTELECTUAL, aunque ello le esté costando muchos sinsabores.
    No será la primera persona a la que le sucede. Yo mismo he pasado por situaciones similares.
    PERO DE TODO SE SALE, SIEMPRE CON LA VERDAD POR DELANTE, SIN CLAUDICAR NI BAJAR LA CABEZA.

Deja un comentario