¿No es para mandar a la mierda a Bélgica? Anda y que se queden con Puigdemont

La birria de país, por su birria de historia, que la birria de Bélgica es,  ha tenido a bien contestar a la solicitud judicial española sobre Puigdemont con una batería de preguntas. Cada una de ellas en particular es como para mandar a la mierda a Bélgica. Todas ellas en conjunto son para mandar a la mierda a Bélgica varias veces.  Y cuanto Bélgica le ha hecho a España protegiendo en su suelo muchas veces y mucho tiempo a muchos etarras es para mandar a Bélgica a la mierda de por vida. La pregunta que habría que hacer a Bélgica: ¿es la justicia belga una puta mierda que protege a asesinos de niños, mujeres, civiles, policías, militares y, ahora, a revolucionarios de chichinabo?

Las preguntitas de los belgas son del siguiente pelo:  “¿en qué cárcel quedarán encerrados?”, “¿las circunstancias de detención en esta cárcel son de conformidad con la Convención Europea de Derechos Humanos?”, “¿cuáles son las dimensiones de la celda?”, “¿cuál es el espacio vital individual?”, “¿hay acceso suficiente y regular a equipamientos sanitarios, duchas, etc.?”, “¿la comida es suficiente y de buena calidad?”,  “¿existe bastante ocasión para recreación y actividades?”,  “¿existe la posibilidad de que los implicados queden encerrados en una celda de aislamiento?” , “¿qué tal es el acceso a la asistencia médica?”.

Sinceramente, España, no es que debiera romper relaciones con esta birria de país. Simplemente, España debiera ignorar a este país. España se ha equivocando pidiendo nada a la justicia de la gente esta. Que se queden con Puigdemont y se lo metan por donde les quepan. Conociendo la prensa, en pocas semanas, Puigdemont pasará a la historia y se olvidarán de él y, en el fondo, cuanto más lejos esté Puchi mejor. Y si algún día Puigdemont vuelve por España, se le trinca, se le mete en el trullo y se manda una foto a Bélgica. Lo malo es que España, encima, ha contestado al examen en plan  niño bueno.