De los creadores de “Abuela Sangrienta”, “Dedo a dedo” y “Me tocaron las tetas” llega ahora “Vuelo 1.714”

La factoría de ficción independentista no para. El pasado martes se estrenaba, con gran éxito en taquilla,  “Vuelo 1.714”. Una historia protagonizada por Margarita Camps Coll, de 72 años, que es expulsada junto a una amiga de un avión de la compañía aérea Vueling por hablar en catalán.

La película está bien aunque le falta algo de acción. El guión da para ello. Si en vez de expulsar a las mujeres en tierra se hubiese hecho en pleno vuelo y sin paracaídas, la película hubiese ganado en espectacularidad, abriendo una ventana de infinitas posibilidades para una nueva trama.

Esta película cuenta con un pequeño cameo del expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que da su opinión sobre el revuelo, en un mensaje a través de su cuenta de Twitter: “Después del 155 crece la ola autoritaría día a día. La expulsión de un avión por hablar en catalán es injustificable“.

Esta historia no está basada en hechos reales ya que en la vida real, lo que sucedió fue que Margarita Camps Coll y su compañera no hicieron caso a las indicaciones de la azafata y montaron un buen alboroto dentro del avión. La disputa se originó porque las pasajeras estaban sentadas en asientos de emergencia y las dio por exigir a la azafata que les hablara en catalán. La pobre azafata era de Asturias. El incidente se prolongó en el tiempo retrasadando la salida del avión. Finalmente, el piloto tuvo que expulsar a estas dos pájaras para que el avión pudiera despegar. Explicado el problema a los pasajeros, estos ovacionaron al piloto.